La linealidad del sistema es un concepto simple: Un sistema es lineal cuando el sonido que entra es el que sale, sin modificación de la señal. Al desplegar componentes lineales, se tiene un sistema matemáticamente correcto y predecible que se puede medir de manera individual o como un todo. Se puede experimentar con conceptos de diseño con base científica con resultados predecibles que son repetibles. Una vez que cualquiera de los componentes se comporta de manera no lineal, la predictibilidad se desmorona.
Así que ¿cómo se traduce para el cine el principio de la linealidad?

En esta entrevista, John Meyer, CEO y co-fundador de Meyer Sound, habla sobre la importancia de la linealidad, sobre el por qué los sistemas lineales son lo mejor para el sonido en el cine y sobre cómo el procesamiento digital simplemente no puede parchar los problemas causados por un altavoz distorsionado.

¿La linealidad es un concepto reciente?
Meyer: No. En los años cincuenta los amplificadores de potencia hicieron un gran avance tecnológico–se volvieron lineales, lo que significa que los amplificadores no modificaban las señales y hacían posible el tener varias señales procesadas por el amplificador simultáneamente al mismo tiempo que permanecían independientes. Con este avance, un violín y una trompeta ahora podían ser reproducidos desde un mismo altavoz al mismo tiempo y el escucha aún podía distinguir entre los dos.

¿Quiénes fueron los primeros en adoptar la tecnología lineal?
Meyer: Las industrias Hi-Fi, estéreo, radio FM y de cine, todas se beneficiaron cuando se convirtieron en los primeros en tomar en serio la linealidad. Se desarrollaron una serie de pruebas para evaluar la linealidad de los amplificadores y altavoces y estos descubrimientos serían publicados en revistas de audio. En los años ochenta, estas pruebas de productos desaparecieron. Hoy en día, muchas de las evaluaciones de altavoces se realizan de manera subjetiva, sin ninguna información de linealidad como referencia.

¿Cuál es el problema cuando no se realizan pruebas de linealidad en los altavoces?
Meyer: Cuando el usuario no tiene información sobre si un altavoz es lineal, la selección del sistema se vuelve subjetiva. Así que cuando alguien elige un producto en vez de otro, a menudo es porque les gusta un cierto sonido o tono en un altavoz, lo que significa que la señal es mejorada de alguna manera. Con este tono, un sistema de altavoces puede sonar bien en un tipo de música y no tan bien en otro. Este es un gran problema para el cine.

¿Qué pasa cuando los altavoces del cine no son lineales?
Meyer: En el cine, los amplificadores de potencia, los filtros y la reproducción de sistemas digitales sin comprimir hoy en día tienen muy baja distorsión, todos excepto el altavoz. Para realzar el discurso, la mayoría de los sistemas sonoros por lo general generan grandes cantidades de armonías secundarias, a las que los ingenieros de mezcla de cine están acostumbrados. El problema con forzar la armonía de un altavoz es si tocas música compleja a través de tal sistema el sonido se embarra y es difícil escuchar los instrumentos musicales por separado. Hoy, existe hardware y plug-ins para mejorar e incrementar las armonías hacía adelante si así lo desean los creadores.

 

 

 

1 2

Related Posts