Bluetooth es la conexión inalámbrica más usada en audio. Normalmente referida como una solución de baja calidad, lo cierto es que es la preferida por cientos de millones de usuarios, así que no podemos ignorarla; tarde que temprano tendremos que enlazar nuestras bocinas, nuestros audífonos, el sistema de audio del coche o nuestro equipo de audio de alta fidelidad casero a una conexión Bluetooth para recibir música (o sonido de una película) desde una laptop, una tablet o un smartphone. Auris bluMe es una manera muy decente y convincente de hacerlo ante un sistema de audio HiFi estéreo. He aquí la historia.

El modelo de retail está cambiando y tiendas como Amazon permiten compras de tecnología antes inimaginadas. Hoy es posible comprar muy buenos productos de audio y video desde la web con toda la confianza que el producto si llegará, que la operación financiera es legal y transparente y que hay enorme seguridad al ingresar nuestros datos bancarios. Elac, Olasonic, Pro-Ject, PS-Audio, Peachtree, HiFiMan, Raumfeld, Pioneer, Focal, SVS y un montón de marcas ya están disponibles en Amazon y en otras tiendas en línea (B&H y Target también hacen envíos a México). Es algo a lo que comerciantes y consumidores tenemos que ajustarnos. Las compras están tomando una dirección simplemente diferente.

Es así que buscar un buen receptor Bluetooth para conectar a un sistema de audio redujo mis posibilidades a cuatro componentes, todos muy buenos: Arcam rBlink, mass fidelity Relay, Audioengine B1 y Auris blueMe, éste último resultaba el de mejor precio, así que hice la compra y al ser miembro Amazon Prime, la cajita llegó a mi hogar en tres días. Mejor, imposible.

Auris bluMe es un receptor de música Bluetooth y también es un DAC (Digital Audio Converter) cuya finalidad es conectarlo a un sistema de audio Hi-Fi. Permite streams de códecs de alta calidad como apt-X y AAC y se enarbola como una interfaz de largo alcance (30 metros) entre fuente y receptor. blueMe cuesta USD 169 dólares (más 32 dólares por costo de envío a México) y se vende a través de Amazon. Algo así como 4000 pesos mexicanos.

Una de las diferencias de esta interfaz es el uso de uno de los mejores DAC´s, se trata de un  AK4396 de AKM que opera en 24 bits 192 kHz y que enarbola una relación señal a ruido de 120 dB, lo que significa un bajísimo ruido y un amplio rango dinámico.

Basado en la tecnología Bluetooth 4.1, bluMe emplea también aptX Low Latency que es primordial cuando quieres ver una película en tu laptop o tablet pero quieres escuchar el sonido a través de un amplificador y bocinas externas. Esta tecnología reduce la latencia a menos de 40ms eliminando los problemas de lip-sync, esa situación donde los labios de los actores se mueven antes de emitir sonidos, misma que resulta muy desagradable.

El bluMe dice que puede recibir señales lejanas de hasta 30 metros de distancia, lo cierto es que en la práctica resultan 10 metros a lo máximo, esto porque en mi casa (y la mayoría de los hogares mexicanos) tenemos paredes de ladrillo y concreto, lo que limita y reduce las conexiones inalámbricas. Lo que si es que mantiene bien la conexión prácticamente sin perdidas y sin interferencias, a pesar que lo ubique cerca de mi router WiFi.

Lo primero que notas es que bluMe está soberbiamente construido, no es de plástico barato como casi todos los receptores Bluetooth del mercado que pueden encontrarse desde 200 pesos. Auris decidió que un chasis de aluminio grado aeroespacial sería adecuado para el nicho de personas que buscan una interfaz “decente” para colocar junto a su amplificador HiFi.

Pequeñito y con esa curvatura que la da cierto aire high tech. Al frente sólo posee el botón de encendido que a la vez funciona como…

Leer más sobre este artículo.

Related Posts