En estos tiempos de teléfonos inteligentes y apps, la música sin cables “es la onda” como dirían los jóvenes de hoy. Veremos por qué la movilidad y practicidad de este tipo de altavoces los hace los favoritos para los que buscan un sonido más allá de lo que pueden dar las ínfimas bocinas de sus celulares y aunque este tipo es el más básico, las hay también para aquellos que buscan un sonido de mayor calidad. En el presente artículo veremos los distintos tipos que existen actualmente y las aplicaciones donde van mejor cada una.

Para uso personal   

Las pequeñas bocinas portátiles que funcionan a baterías son las que verdaderamente podríamos llamar inalámbricas. Para aquellos que quieren llevar la música a cualquier parte, ésta debe ser su elección. La mayoría de ellas tiene conectividad Bluetooth para escuchar música desde un dispositivo móvil y también incluyen el mini-plug de 3.5mm para conectar mediante un cable dispositivos que tengan este tipo de entrada.

Debido a su tamaño pequeño, estas bocinas no son precisamente lo que podemos llamar de alta fidelidad y su nivel de volumen es limitado. No espere llenar una sala grande o una terraza con sonido usando una de éstas, no están concebidas para eso, pero eso sí, son las reinas de la portabilidad, son fáciles de almacenar y de usar. Y por supuesto se escucharán mejor que las ínfimas bocinas de su teléfono celular. Ejemplos de este tipo de bocinas son el Bose Soundlink Mini II o la famosa “píldora” 2.0 de Beats by Dr Dre.

Bosinas7

El siguiente, y tal vez el más nutrido grupo de altavoces inalámbricos, son los comúnmente llamados “altavoces bluetooth”, precisamente porque se valen de este tipo de conexión para reproducir la música. Estos no son completamente inalámbricos pues necesitan conectarse a una toma de corriente de pared para funcionar. Están hechos para aquellos que buscan una solución de audio económica para una habitación.

Las hay de diferentes precios y tamaños, desde las que funcionan para sustituir efectivamente los altavoces propios de los dispositivos móviles, hasta las que pretenden llenar de música una habitación pequeña con audio de mayor calidad. Ejemplos de bocinas de esta categoría son los altavoces bluetooth de las marcas principales como las Sony SRS-Xn, LG serie H, Samsung serie 360 WAM.

Bocinas4

Existe un nicho más de altavoces portátiles, aquellos que están pensados para usarse con el sistema AirPlay de Apple. También están diseñados para usarse en una sola habitación y requieren WiFi para funcionar. Ejemplos de estas bocinas son las Bowers and Wilkins A5 y A7.

Sistemas de música multi-habitación

Sonos es sin duda el pionero en sistemas de música inalámbrica multi-habitación. Estas bocinas, si bien tampoco las podemos llamar completamente inalámbricas pues requieren de una toma de corriente para funcionar, si las podemos considerar wireless si tomamos en cuenta que la manera de enviarles nuestra música si es completamente libre de cables.

A diferencia de Sonos cuyas bocinas crean una red propia para transmitir la música, otros fabricantes como Bose con su sistema Soundtouch o Denon con su sistema HEOS por mencionar algunos, funcionan mediante una conexión WiFi para enviar a sus bocinas inalámbricamente música desde servicios de música por internet o la música que está almacenada en computadoras o dispositivos móviles del usuario que están dentro de la misma red de las bocinas.

En contraste con los altavoces bluetooth, que requieren estar físicamente próximos a la fuente de música y la bocina, el uso de la red WiFi de la casa permite el control de la música desde cualquier lugar (siempre y cuando se esté dentro del área de cobertura inalámbrica), así por ejemplo, podemos controlar el volumen de la sala desde la recámara y viceversa.

Bocinas2La mayoría de ellos se valen de una app propietaria para gestionar cómo mandamos la música a las distintas habitaciones, es decir qué y en dónde se reproducirá nuestra música favorita. Las zonas de música requieren que exista físicamente una bocina compatible.

Estos sistemas mantienen las cosas simples al integrar dentro del gabinete de la bocina un amplificador para mover sus drivers, lo que hace que no se requiera un “cerebro” adicional para controlar el sistema, facilitando muchísimo su instalación ya que no se requiere cableado adicional ni nada extra. El único requisito para expandir el sistema es que en la habitación exista una toma de corriente y cobertura de la red inalámbrica de la casa.

Para los que quieren más

Existe un nicho más de bocinas inalámbricas para aquellos exigentes y “quisquillosos” que buscan reproducir su música usando bocinas de mayor calidad. Se trata de sistemas completos de música estéreo (Amplificador + DAC + Bocinas) que bien pueden configurarse para usarse por separado en diferentes habitaciones y así formar un sistema multi-habitación de alta calidad. Me refiero a combos como el sistema Dynaudio XEO. Este sistema usa radiofrecuencia para enviar desde un transmisor la música a las bocinas, inalámbricamente en resoluciones de hasta 24bit/96kHz y al transmisor se pueden conectar varias fuentes tanto analógicas como digitales.

Bocinas

Conclusión

En la actualidad, las opciones que tenemos para reproducir música sin cables es muy variada. Desde los que buscan movilidad total con bocinas bluetooth a baterías, pasando por sistemas completos multi-habitación o sistemas de audio High-End inalámbricos para los más exigentes, estas bocinas nos brindan soluciones para todo tipo de aplicaciones donde al final independientemente del tipo de usuario hay un objetivo común: Disfrutar su música favorita.

Related Posts