casa-biblioteca-san-angel-1

Proyecto singular, la Casa/Biblioteca San Ángel se muestra como un referente de lo que se consigue cuando cliente, arquitecto, integrador, técnicos e interioristas, cooperan para poner en terrenos de lo exquisito, los procesos de automatización residencial que enaltecen la arquitectura, la estética y la tecnología.

Se trata del tercer proyecto que InteliKsa desarrolla para el mismo cliente, convocados en esta ocasión para dar solución a dos peticiones: la primera, desarrollar e implementar desde obra negra, el protocolo de control que gobernaría una biblioteca y espacio adecuado como oficina ocasional, construida en un terreno aledaño a su casa -tal petición, a la postre, se convirtió en la edificación de un inmueble para habitar, con recámara, comedor, cava, terraza, gimnasio y galería de arte-. Lo segundo fue remozar el sistema de control de la casa que el cliente ya tenía en el corazón de la colonia San Ángel en la Ciudad de México, cuya ubicación colinda con el terreno donde se edificaría su biblioteca.

“El cliente es uno de los más importantes para nosotros, ya hemos trabajado con él y tuvo la oportunidad extender parte de su casa al adquirir un terreno colindante a ésta. Es abogado y ya nos había manifestado su anhelo de tener su biblioteca, un espacio para su colección de libros, en el que además tuviera un sitio para hacer juntas que a veces no quería desarrollar en sus oficinas.

Así surgió el proyecto, y luego se complementó éste como si fuera una casa completamente habitable”, recuerda Enrique Granados, quien coordinó las tareas y propuestas de su equipo conformado por Diego Ruíz y Víctor Gómez (Project managers); Eduardo Rodríguez y Hugo Torres (ingenierías y operaciones); Julio César Rocha y Rodrigo Téllez (programación); Israel Portillo, Inocencio Cortés, Benito Juárez, Cuauhtémoc Loaeza, Israel Méndez y Enrique Huerta (personal técnico); y Óscar Gallardo (servicio y atención al cliente).

casa-biblioteca-san-angel-3

El trabajo de planeación e ingeniería previo, en el que se atendió a fondo, al lado del arquitecto Eduardo Gutiérrez y la interiorista Rosalía Mogro, cada detalle de lo previsto en los planos exigió cuidar tres aspectos cruciales:

1) Lo arquitectónico, dada la tendencia minimalista del arquitecto Gutiérrez, ésta se cuidó para hacerla lucir y en ello la comunicación para conciliar aspectos clave como ocultar lo más posible la instalación de los equipos o bien solicitar preparaciones especiales para éstos en zonas especiales por los materiales que se usarían; 2) el interiorismo, que la propuesta de Rosalía Mogro se cumpliera y, a la vez, se cuidase esa delgada línea en la que el arquitecto y la interiorista convergen; y 3) la tecnología, todas las preparaciones en audio, video, telecomunicación e iluminación evidenciaran practicidad e innovación.

casa-biblioteca-san-angel-4

Control total, intercomunicación robusta

Conseguir la vinculación entre ambos espacios fue un reto considerable que los técnicos y project managers de InteliKsa solventaron a cabalidad. “Cuando estábamos desarrollando el proyecto, su casa, la que colinda muro con muro con la biblioteca ya estaba automatizada con Lutron y AMX. Nosotros usamos la automatización con Crestron en la Biblioteca, así que ya que se nos solicitó actualizar y vincular ambas residencias, desarrollamos una misma plataforma para controlar ambas casas. Fue complicado porque había AMX allá y varios de los equipos ya no se podían actualizar o funcionaban adecuadamente. La propuesta fue cambiar todo a Crestron y mantener Lutron para la iluminación. Usamos un procesador maestro y otro quedó como esclavo y ambos se comunican entre sí, de una casa mandamos llamar todo de Lutron y en la Biblioteca se da la comunicación natural entre el procesador Crestron y su protocolo de iluminación”.

Leer más sobre este artículo. . .

Related Posts