Los sistemas de control y automatización para una casa existen desde hace varias décadas, pero ha sido en los últimos tres lustros que se ha verdadeiramente desarrollado debido a la omnipresencia del internet en nuestras vidas y en la conexión del planeta. El concepto de domótica no se podría hacer realidad sin la invención de Robert Kahn y que hoy identificamos como redes e

internet, los responsables de dar a los sistemas su capacidad interactiva e inteligente para gestionar los hogares.

En el cada vez más competido mundo de las soluciones online a las que se puede acceder para controlar nuestra casa, son aún los proyectos de automatización residencial custom, integral, los que no se pueden lograr con productos que se venden en aparador.

En un sistema custom, todos los sub-sistemas electrónicos -aire acondicionado, seguridad, iluminación, audio-video, etcétera- están enlazados unos con otros y controlados desde un procesador central que sabe el estatus de cada uno, lo cual es la esencia de la “casa conectada”

Integrar todos los sistemas de una casa y poderlos visualizar y controlar desde una interfaz gráfica es la misión del universo conocido como automatización.

Requiere de un trabajo muy cuidado de un técnico experto que entienda al detalle las necesidades reales de una familia. La automatización ofrece comandos en secuencia que al activar un botón o una tecla virtual dentro de la app de un dispositivo móvil genera una serie de acciones de manera ordenada en diversos sub-sistemas de la casa: apertura de una cerradura, activación de luces exteriores, encender el equipo de sonido y seleccionar un servicio como Spotify, desarrollar una escena lumínica para cenar, encender la bomba de los aspersores para regar los jardines, activar la cafetera Smart, etcétera.

Estos guiones de vida cotidiana requieren mucha preparación y un canal de comunicación abierto entre la empresa de integración profesional y los miembros de la familia. Todo nace de la planeación e infraestructura.

Para hacer que todos los dispositivos convivan de manera armónica y confiable es preciso contar con la infraestructura necesaria para la activación de estos y otros servicios del presente y del futuro de cualquier vivienda. Implementar una red de voz y datos de ultra ancho de banda, una adecuada distribución de audio y video de alta definición y diverso cableado para las señales de control, comunicación y retroalimentación entre dispositivos y sistemas.

Este es trabajo de una verdadera empresa experta en tecnología residencial que enfrenta un proyecto de manera integral previendo todos los servicios que pudieran sumarse en el futuro, por ejemplo realidad virtual o telepresencia, de tal modo que el usuario no empiece a vivir en una casa hermosa pero obsoleta.

La habilidad de crear una interfaz de control personalizada que no sólo sea intuitiva y fácil de usar sino como “traje a la medida” de las necesidades específicas del usuario, es otro de los beneficios tangibles de la automatización custom.

Automatización nivel High End

Crestron, AMX, Control4 y ELAN Home Systems son probablemente los nombres más fuertes cuando se trata de integración total en una casa.

Crestron es el líder pues ha conformado un ecosistema donde el software y el hardware abarcan prácticamente todas las especialidades de un hogar (tal vez exceptuando toda la parte hidrosanitaria). Fue el primero en establecer una infraestructura de red que podía conducir todos los servicios a través de un solo cable como ha resultado DigitalMedia. Si bien es cierto que en un principio destacó por sus confiables pantallas táctiles, ha conformado un universo donde el control puede realizarse a través de controles remotos, teclados de pared o apps para tablet y smartphones. Incluye además soluciones de iluminación, persianas, termostatos, audio y mucho más. Pyng es la nueva tecnología que permite configuración y control total desde un iPad. Adiós a la programación exhaustiva y complicada, incluso el usuario puede hacer cambios a sus escenas u horarios desde el mismo iPad. Soporta cientos de dimmers tableados o inalámbricos (con su red infiNET EX), switches, keypads, motores de persianas, termostatos, sensores, servicios de música streaming, audio multiroom, control central de iluminación, cámaras de seguridad ONVIF, seguros de puertas, ventiladores, pantallas táctiles y más.

AMX se encuentra en un período de acomodo, recordemos que hace un par de años fue incorporado al portafolio de soluciones profesionales de Harman Group.

Simplify My Home es su nuevo slogan. Cuenta con productos para automatización total, gestión de energía, distribución de audio y video, control de iluminación, acceso remoto, seguridad e intercomunicación.  Uno de sus productos más interesantes en el panel táctil panorámico de 20.3” Modero X G5 con la cual es posible controlar toda la casa y además tener espacio para navegar en la web, visualizar documentos desde una USB o desde la nube  o revisar las cámaras de seguridad del perímetro en glorioso HD.

Control4 es una marca que sube como la espuma. Resulta más “abierta” que Crestron o AMX pues al integrarse con el protocolo Zigbee es interoperable, lo que significa que ciertos actuadores de otras marcas pueden ser gestionados a la perfección. El EA-5 Controller es su nuevo equipo que es a la vez un servidor de medios con streaming para Tidal, Deezer o TuneIn radio, conexiones AV y un control de domótica con conectividad IP, puertos seriales, contactos sector y por supuesto Zigbee. Además tiene incorporado el conmutador de red Gigabit.

ELAN es una marca que surgió en 1989 y hoy es parte de Core Brands. Durante muchos años fue reconocido como uno de los mejores sistemas de audio distribuido; la evolución del mercado los llevó a consolidar su propuesta basada en la robusta plataforma de control conocida como g1.

Hoy sus esfuerzos se enfoncan al tema de control y automatización . Una de sus ventajas competitivas es la facilidad de programación, cosa que desde siempre los ha distinguido. Destaca su elegante control remoto, las sofisticadas pantallas táctiles y sus prácticas apps para tablet y smartphones.

El gSC10 es su controlador tope de gama ideal para grandes residencias. Basado en Linux cuenta con poderoso procesamiento digital, redudancia interna para evitar fallas catastróficas y amplias conexiones para 8 puertos seriales RS-232, 2 puertos RS-485, 4 sensores, 10 emisores, 10 contactos secos, 1 USB y enlace Poe (Power over Ethernet). Además de WiFi.

El g1 es en cambio el perfecto controlador para un cine en casa. Es la muestra de Elan que un producto compacto puedes ser robusto y vanguardista. Es un equipo todo en uno compatibles con todas las interfaces Elan y demás apps. Diseño sin ventiladores. Control para IR, RS232, conexión USB, WiFi y LAN/PoE. Entrada censada que permite automatización basada en voltaje, iluminación contacto seco o señales de audio que activan una secuencia de comandos “macros”.

Los asistentes virtuales por voz como Siri, Cortana o Google Now van demostrando que nuestra voz vale y se hace presente en los smartphones, tablets y pronto en las laptops. Pero es Alexa, la voz personificada de Amazon la que está poniendo a la industria de cabeza.

Con su nuevo dispositivo Amazon Echo, Alexa está resultando la mayor plataforma de reconocimiento oral; está operando ya con todo el ecosistema de compras de Amazon (obviamente), pero además ya es capaz de acceder a los servicios de Prime Music, TuneIn radio, Pandora, I heart Radio o Spotify, pero ademas responde a Google Calendar, audiolibros de Audible, la función text-to-speech de Kindle o a nuevos dispositivos smart home como Wemo, SmartThings, Philips Hue, Insteon o Wink. Amazon además ha creado Skills para que Echo (a través de Alexa) se comunique con servicios como Domino´s, Uber o para que sea capaz de encontrar una empresa de plomería o cerrajería 24 horas. Y todo lo hace entendiendo los comandos de voz de los miembros de una familia. Adiós a los teclados. Tal cual y lo pedimos todos los días con nuestra voz; así funciona Alexa.

Por ahora, sólo está disponible en inglés y sólo en los Estados Unidos (por la infraestructura donde la gran mayoría de los negocios operan digital y virtualmente sin restricciones). Pero poco a poco Alexa estará presente en otras latitudes y en otras lenguas.

El control de voz será la nueva revolución en la electrónica de consumo y también en los sistemas de inteligencia para nuestros hogares. La integración entre los asistentes de voz y la respuesta de los sensores y actuadores determinará el concepto de Smart Home del futuro.

Amazon, Google, Apple y Microsoft, son las grandes empresas las que quieren estar todo el día en nuestra casa, ellos quieren tener un hub que escuche e interactúe, vendrán los debates sobre la privacidad y los nuevos hábitos de vida, pero este es un avance tecnológico innegable y tenemos que estar preparado para ello.

El internet de las cosas (IoT por su siglas en inglés) no es algo exactamente nuevo, a fin de cuentas está referido a la idea de convergencia, de la cual venimos hablando al menos en los últimos 15 años. ¿Cómo el internet iba modificar nuestros hábitos de consumo, la productividad, el ahorro de energía y la simbiosis entre las tecnologías de la información y los sistemas audiovisuales?

Pero en el último año, el IoT ha dado pasos definitivos para que sea visible ya dentro de nuestros hogares y oficinas y eso se debe en gran medida a que ha pasado de las cafeteras, aspiradoras o refrigeradores conectadas a un nuevo ecosistema de sensores, wearables y dispositivos conectados que cambiaran la manera que vivimos, trabajos y consumimos el mundo alrededor nuestro.

La seguridad es el tema que causa mucha tensión entre los consumidores y los profesionales. Si los hackers pueden robar información privada, datos de bancos, usurpar identidades y un largo etcétera ¿podrán romper los sistemas de videovigilancia y alarmas? ¿provocar caos en los sistemas de audio? ¿inhabilitar las luminarias de una casa? ¿La creación de estándares podría minimizar la pesadilla?

Desde el año pasado cientos de propuestas de pequeños desarrolladores con algún ingenioso producto Smart (portones, accesos biométricos, cerraduras, lámparas, motores para persianas, sensores para riego, sensores para detectar fugas de agua y gas, cafeteras, aspiradoras, sistemas audiovisuales de entretenimiento y mucho más) que promete facilitar la vida de las familias. Cabe acotar que estos componentes son realmente económicos, algunos no superan los US 300 dólares.

Sin embargo, muchos de estos equipos se quedan como soluciones unitarias pues no pertenecen o no con compatibles a un ecosistema completo (que además resultan incompatibles entre sí); de hecho a veces ni siquiera son capaces de comunicarse entre sí, pues no utilizan los mismos protocolos (Bluetooth 3.0 o 4.0 LE, WiFi a 2.4 o a 5 GHz, RF, Zigbee, Z-Wave, etcétera).

Muchos resultan impactantes y maravillosos pero difícilmente podrían integrarse en un concepto global de Smart Home.

El problema de la interacción complicada con las múltiples apps resulta evidente, por ahora se está fomentando el desarrollo de “hubs” para todos los dispositivos smart. Algunos de las más importantes productos son SmartThings de Samsug, Wink, HomeKit de Apple -que está resultando mucho más lento de lo esperado- y lo que está haciendo Amazon con su dispositivo Echo.

La mayoría de los procesos que estas tecnologías buscan mejorar son cosas que ya podemos controlar a niveles impresionantes: luces, música, etcétera. Difícilmente ir por temas de entretenimiento hará que los dispositivos smart despeguen; la apuesta debe ser hacia otros entornos “más serviciales” de un hogar: generación de energía solar, gestión de gas y de aguas grises, control de desperdicios, etcétera; todo lo que tenga que ver con ahorro de energía.

Los protocolos referencia

Z-Wave

De carácter inalámbrico fue desarrollado por la empresa danesa Zenzys y su diseño está en función de las necesidades de aplicaciones de control remoto y para programación de dispositivos de automatización residencial. Mientras que usa tecnología inalámbrica de baja potencia soporta la comunicación vía una estructura mesh lo que significa que cada dispositivo Z-wave actúa como repetidor de la señal y verificando que el comando fue enviado exitosamente. Opera en la frecuencia de 900 Hz con lo que evita los problemas de la banda de 2.4 Ghz bastante saturada con Bluetooth y WiFi.

Zigbee

Es una solución basada en un estándar inalámbrico global que puede controlar d el más amplio rango de dispositivos para mejorar el confort, la seguridad y la conveniencia para los consumidores. Se trata de una especificación bajo el protocolo 802.15 que incluye una serie de comunicaciones de alto nivel para la creación de redes de área personal (PAN) través de pequeños radios de baja potencia. De igual manera es una red Mesh por lo que resulta muy confiable y robusta. Opera en las bandas ISM (industrial, scientific and medical), generalmente en la de 2.4 Ghz.

Related Posts