La cocina ha tenido siempre un papel fundamental en la vida del ser humano. El modo de preparar un rico plato se ha vuelto casi un arte y el espacio en donde se lleva a cabo, es centro de goce, de placer y de reunión. Iluminar la casa está normalmente asociado al color de las paredes, al piso que mejor refleje la luz, a los muebles blancos y casi minimalistas; pero ante todo, al buen equilibrio entre luz natural y artificial.

E1s una realidad que hoy día las oportunidades de tener un lugar amplio donde vivir son escasas, dejamos en el pasado las grandes y espaciosas cocinas de las abuelas. Sin embargo, tenemos la opción de reestructurar el sitio que habitamos no sólo a través de la decoración sino también, por medio de la luz y así construir un espacio al alcance de nuestras necesidades y buen gusto.

La habitación dedicada al paladar no puede ser ni completamente blanca, ni obscura, debe ser acogedora, cálida, adecuada para poder pasar horas y horas preparando una cena, un postre o un café en compañía de la familia. Por lo anterior, se debe estudiar su iluminación detalladamente tanto funcional como estéticamente. ¿Cuáles son las funciones que se combinan en la cocina? Tantas. Van desde planificar un platillo, prepararlo, cocinarlo, degustarlo y hasta compartirlo. He aquí del por qué es indispensable un sistema de iluminación que se adapte a todas estás actividades.

¿Por dónde empezar?

Comencemos por hacer un plano detallado de nuestra cocina, en el cual podamos delimitar todos los espacios en los que están colocados los muebles que conforman el espacio. El proyecto servirá para darnos cuenta de las áreas que necesitan ser iluminadas de manera particular y ayudará, además, a escoger el tipo de luz dependiendo de las zonas.

Lo ideal es tener primero una iluminación general, ésta incluye montaje en el techo, aplicaciones, lámparas y una iluminación empotrada, de preferencia de bajo consumo. Se debe tener presente que este tipo de iluminación global o ambiental puede crear zonas obscuras, por lo cual, no puede quedarse el proyecto en este nivel.

En consecuencia, debemos considerar unas cuant3 as luces particulares en las zonas que sean necesarias para crear una atmósfera única. Un cuadro o un mueble con accesorios de cocina en los costados son perfectos para resaltarlos. Las casas de interiores sugieren iluminar el mueble dedicado a las botellas de agua o vino (que no es la cava). Pues al ser de color y de vidrio crean un juego de luz muy agradable a la vista. Se pueden usar también luces LED de colores para crear efectos más particulares que reflejen nuestra personalidad.

Otra recomendación es subdividir la cocina en islas funcionales de acuerdo a las actividades que desarrollan: el lavabo, el hacer de la estufa y horno, el espacio para preparar la comida y un sitio para comer. Así se logra distribuir la iluminación ya sea con focos orientables, lámparas en suspensión o con paneles de LED empotrados.

Algo que aconsejan los expertos para espacios estrechos es hacer una separación -iluminando con una tira de LED de color- entre la zona de preparación y la dedicada a comer y conversar, llamado también zona snack o antecomedor, pues de esta manera no debemos mantener encendidos ambos espacios.

La luminosidad más común para la mesa que se utiliza en dicha habitación es una lámpara colgante, pero para ello debemos decidir si la mesa será siempre fija, o si comporta una extensión (las de vanguardia), ya que de eso depende el número de luces que se deberán ensamblar para un mejor aprovechamiento del espacio. En caso de que sea más de una, resulta estéticamente aceptado y aconsejable jugar con los colores de las lámparas, la altura de las mismas y hasta los modelos que se deseen conjuntar.

2Funcionalidad

Poder regular la intensidad de las luces en la cocina aumenta, sin duda, la funcionalidad. Una luz más fuerte logrará que se preparen de manera más fácil y menos peligroso los alimentos; mientras que las luces tenues favorecen a la conversación y el relax durante y al término de un alimento.

Retomando la iluminación del pasillo, ésta es indicada, por ejemplo, si pensamos en esas madrugadas cuando queremos un vaso con agua. Resulta peligroso no tener una luz que nos guíe y fastidioso encender aquella general. Lo aconsejable es tener un regulador con el cual podemos encender sólo una pequeña parte de la estancia. O por qué no, pensar en un implante que esté en el pavimento de la cocina, ésta podría ser no sólo una solución útil sino que además original. 

Las vanguardias al servicio del chef

¿Cómo regular distintos tipos de luz? Sencillamente, instalando un dimmer para el control de iluminación. La regulación de la luz provoca un mejoramiento en el estado de ánimo, ideal para el momento de preparar los alimentos. Pero ¿qué pasa si queremos cambiar la intensidad y tenemos las manos ocupadas justo porque estamos cocinando? En esto también pensó Royal Phillips, quien acaba de presentar el sistema de iluminación Philips Hue con Appel HomeKit, llevando a otro nivel su tecnología.5

Ideal para la mujer amante de la cocina, la música y la tecnología, las luces de Philips Hue aho ra podrán ser controladas por voz a través de Siri en iPhone, iPad, iPod touch o Apple Watch y se fusionarán para trabajar de forma segura y simultánea con otros dispositivos del HomeKit. Así que con sólo una orden, se podrán encender las luces –generales, particulares, de secciones específicas- y prender la calefacción; lo que cambiará completamente la forma de experimentar e interactuar con tu hogar.

Usando Siri y otras aplicaciones, podrás utilizar el HomeKit en todo tu hogar, con nuevas experiencias dinámicas de una manera fácil y segura. Podrás pedirle a Siri que encienda la luz de la cocina a media noche; te ayudará a ti y a tu familia a tener un inicio agradable cada día con la canción que escojan para desayunar;  podrás ambientar tu hogar en modo tenue después de la cena para dar un toque de privacidad y confort a los invitados; y finalmente, ordenarle apagar las luces y cerrar la puerta.

shutterstock_10864927El nuevo Philips Hue Bridge 2.0 reúne la tecnología perfecta para los focos y lámparas Hue nuevos y ya existentes, por lo que tendrán todas las funcionalidades de Apple HomeKit y podrá adaptarse a otros dispositivos de dicho sistema. Imagina pedirle a Siri regular la luz simplemente diciendo “Siri, atenúa la lámpara de la mesa a un 30 por ciento” o iluminar una habitación ordenándole “Siri, enciende la luz del lavabo”, podrás incluso recordar tu escena de luz favorita como ‘Amanecer’ diciendo “Modo puesta de Sol”. El nuevo Philips Hue Bridge 2.0 con forma cuadrada, es compatible con las aplicaciones de Philips Hue y aplicaciones de terceros, incluyendo las aplicaciones de HomeKit de Apple. 

  Philips Hue es un perfecto ecosistema de iluminación inalámbrico que cubre focos, lámparas y controles. Está liderando el camino ofreciendo la mejor experiencia de iluminación posible para cada espacio de tu hogar con focos A19 más brillantes a 806 lúmenes. Basta con elegir luz blanca en las lámparas colgantes para sentirte lleno de energía en la mañana, y sincronización tu música favorita. Luz, paladar y tecnología en una misma habitación, qué más puedes desear para tener el mejor desayuno de tus sueños.

L4as 5 ideas más sobresalientes para iluminar una cocina de hoy

1-. La luz sobre el lavabo: aunque no nos guste, tarde o temprano lavaremos los platos y qué mejor que tener una luz brillante para saber si somos expertos o no en la materia.

2-. Las lámparas colgantes: Se catalogan en una dimensión no sólo funcional, también estética pues si se regulan la intensidad el ahorro de energía es altísimo y el confort no se olvida.

3-. Luces LED: Soy una gran promotora de dichas aplicaciones pues nos permiten cuidar el ambiente y tener un responsabilidad ecológica del planeta. Además son lo más vanguardista en cuanto a diseño se refiere. Sólo cuidado con no exagerar de la luz blanca, ya que puede generar un ambiente frío en la cocina.

4-. Luz en la zona donde está la estufa y el horno: Pensando que la cocina pueda ser a la medida, no podemos olvidar este ángulo para un mejor rendimiento armónico.

5-. Lámparas direccionales: Al final, éstas luces contribuyen a iluminar la cocina de forma moderna y uniforme, dando vida y originalidad. Se puede tratar por ejemplo de lámparas empotradas al interno de una mesa, de una vitrina, o mejor aún, de las cortinas.


Tips
básicos

  • 17881-5Diseñar un plano de tu cocina.
  • Utilizar una iluminación ambiental para toda el área
  • Dar luz a las áreas de trabajo: lavabo, horno, antecomedor.
  • Iluminar los sitios particulares
  • Controlar todo con un sistema de iluminación.

Related Posts