Instalando-tornamesa-3

 

 

El regreso del disco de vinilo es ya una tendencia irreversible en el mundo del audio de nivel high end y, afortunadamente, también en el nivel hi fi. Con 12 millones de discos vendidos (tan solo en los Estados Unidos) en 2015, el crecimiento reportado del segmento por Forbes alcanzó un sorprendente 30% con respecto al 2014.

Para nuestra fortuna, el disco de vinilo se está convirtiendo en un objeto de deseo de carácter cultural que nos ofrece un disfrute superior a otros medios de almacenamiento; es un formato que requiere de muchos cuidados, de mucha limpieza y además, nos permite la enorme satisfacción de tener material gráfico de alta calidad, memorabilia pura, altamente apreciada por los verdaderos fanáticos a la música en su máxima expresión.

Cuando todos apuntaban por la música digital en alta resolución y el streaming, el disco de vinilo regresa con más fuerza que nunca apoyado por las mejores tornamesas jamás construidas, decenas de agujas de última generación, previos de phono capaces de adaptarse completamente a los requerimientos de la aguja seleccionada y una gran cantidad de equipo periférico, como balanzas electrónicas, de una enorme precisión que, en su conjunto, nos permiten gozar del mejor sonido análogo en la historia del High End.

Recientemente un lector nos solicitó ayuda para calibrar su primera tornamesa ya que, viviendo en una ciudad en provincia, no tiene acceso a tiendas especializadas que puedan auxiliarlo. Con la ventaja de las redes sociales, compartimos fotografías y videos de nuestros equipos mientras comentamos cada uno de los ajustes necesarios para completar la instalación correcta de su tornamesa. El resultado ha sido muy satisfactorio para Armando, quien ahora es capaz de realizar, por él mismo, el ajuste fino que le permite obtener el mejor sonido posible de su sistema.

Con esta experiencia en mente, pensé en compartir las principales recomendaciones a la hora de armar una tornamesa y de los ajustes finos que le permitirán disfrutar de una sesión inolvidable.

Instalando-tornamesa-2

1. Una base firme

De poco sirve que se esmere en los ajustes finos si no parte de una base fuerte, firme y bien nivelada para colocar su tornamesa. Recuerde que lo más importante es aislar completamente todas las vibraciones que afecten negativamente la reproducción de sus discos y, para ello, no hay nada mejor que una losa de mármol o granito natural debidamente desacoplada. Algunos aficionados gustan utilizar madera para apoyar sus tornamesas, es válido, solo recuerde que la madera, al ser un material que tiende a deformarse con el tiempo por cuestiones de humedad y temperatura, puede requerir un reemplazo en algunos años. Apoye la placa sobre material absorbente como hules de ingeniería, un material que puede ubicar fácilmente de manera local o mejor aún, comprar pies de Sorbothane, un material diseñado para el control de vibraciones que resulta bastante útil en la puesta a punto de sistemas análogos.

2. Nivelación de la base (plinth) de la tornamesa

Con la placa de mármol o granito colocada y nivelada podrá continuar con el armado de su equipo, iniciando con la nivelación de la base (plinth) de la tornamesa. Para este trabajo consiga un buen nivel de burbuja, los económicos son poco precisos y le harán perder tiempo. Puede nivelar la base agregando Sorbothane laminado o hules de ingeniería como el poliuretano o similares. Es vital que deje su tornamesa perfectamente nivelada. Algunas tornamesas incluyen pies nivelables, use esta opción solo si es factible bloquear la altura del pie después de nivelar el equipo. En caso contrario, nivele agregando láminas bajo el pie como describimos antes.

3. Colocación del plato y el motor . . .

Leer más sobre este artículo. . .

Related Posts