Las ciudades sustentables son y seguirán siendo un tema en la mesa para los gobernantes, las empresas privadas y, sobre todo, para la ciudadanía. Hemos ya hablado de ciudades como Vancouver o Ljubljana, ambas con un enfoque en el cuidado del ambiente y la transformación de los espacios urbanos en pro de la naturaleza. Hoy me congratulo en presentar a ustedes un proyecto del que seguro ya tienen conocimiento, que ha estado en boca de todos los habitantes de la CDMX desde hace unos meses, una propuesta novedosa, vanguardista, fresca y muy bien pensado. Vía Verde o como también se le conoce, las columnas verdes del Periférico, nos permite comprobar que aquí igualmente, hay jóvenes preocupados por la sustentabilidad, el cuidado y el futuro del ambiente con la disposición y la fuerza de hacer algo al respecto.

En una metrópoli que alberga más de 20 millones de habitantes se espera que sea el proyecto de proceso de naturalización urbana más grande del planeta. Platicamos con Fernando Ortiz Monasterio Garzo, Director General de la empresa Proyectos Urbanos y líder de Vía Verde para profundizar en el tema. Aprovecho para agradecer su disposición y cordialidad durante la realización de este artículo.

Has subrayado que Vía Verde no es un proyecto que busca cambiar la calidad del aire, sino uno que puede transformar la imagen urbana con beneficios ambientarles, ¿cuál es la diferencia?

“La diferencia radica en la escala del proyecto. Nosotros somos muy humildes en saber que Vía verde es un proyecto de transformación de imagen urbana ya que buscamos transformar del gris al verde, el cual tiene sin duda muchísimos beneficios ambientales como los que ya mencionamos, pero la CDMX tiene tal cantidad de habitantes y de automóviles que el problema de la calidad del aire es tan grande que nosotros estamos consientes que Vía verde no es la única solución, es sólo un grano de arena no sólo en términos de mejora del aire sino de regresar la esperanza a la gente de hacerle saber que se puede cuidar al planeta”.

La sustentabilidad, ¿en qué medida se ve plasmada en el proyecto?

“La sustentabilidad tiene muchísimos ejes, en el caso de Vía verde hay varios, por ejemplo, te describo lo que pasa con el proceso constructivo de los jardines verticales hidropónicos que están implementándose, están compuestos de una estructura, un material aislante, un sustrato textil en donde crece el material vegetal, un sistema de riego y finalmente las plantas”.

“Entonces, el aislante está compuesto de empaques de pasta de diente que estaban en la basura (reutilizo). El sustrato textil está compuesto de botella de PET, que ya en pedazos, son enviadas al centro de readaptación social de Santa Martha Acatitla donde las reclusas participan con la confección, a cambio les pagamos un “contributo” que les permita mantener a sus familias fuera (trabajo valorado). La charola de rodamiento del segundo piso del Periférico será de charola de captación pluvial, la más grande del mundo, que servirá como riego, y cuando no haya lluvia, utilizaremos agua tratada. Además, contamos con una gran cantidad de plantas mexicanas, lo que conlleva reactivar la economía interna, las cuales no necesitan gran cantidad de agua, son resistentes y por supuesto, sobreviven a nuestras condiciones ambientales”.

¿Qué lugar ocupa la fitorremediación1 en el proyecto, sabes que no todas las plantas son capaces de capturar los contaminantes?

“Sin duda, hay un tema en donde hemos sido lo más honestos posible, en el sentido de que la formación del grupo interdisciplinario no tienen una vocación de químicos ni biólogos para lo cual decidimos invitar especialistas. Sumaremos esfuerzos con la UNAM para medir los beneficios específicos de Vía verde para el ambiente y con una consultora inglesa llamada ARUP que ha trabajado en temas de medio ambiente durante muchos años. Trabajamos con la Universidad Autónoma de Chapingo para hacer la paleta vegetal, compuesta de aproximadamente 15 especies que se han probado entre las que están: cola de zorro, dedo moro, clorofitos, tradescantias. La idea es que requieran poca luz, que beneficien al ambiente y la ciudadanía y se adapten al clima de la CDMX”.

Ahora bien, ¿cómo podemos educar a la sociedad en este ámbito fundamental para nuestra ciudad, en qué ayudan las paredes, los techos y/o las columnas verdes?

Vía verde busca además de transformar el periférico, mostrar a la ciudadanía que somos capaces de cambiar nuestra realidad por encima de los gobernantes. El cambio está en nosotros, alinear los intereses de todos: gobierno, privados y sociedad”.

Nos puedes explicar un poco el aspecto económico del proyecto, ¿es verdad que costará 360 millones de pesos su realización, quién dará el dinero para su ejecución?

“El aspecto económico está basado en una innovación muy interesante que tiene que ver con que el gobierno no pague con nuestros impuestos ni la ciudadanía, sino la iniciativa privada. Y esto surge a raíz de una encuesta que realizamos en redes sociales en donde más de 2,400 personas respondieron que la opción más atrayente era permitir que una columna por cada diez, tuviera el slogan de la empresa privada que daría la inversión. Lo cual, lo volvió factible pensando que cuando las cosas las opera el gobierno, existe el riesgo que si en la agenda pública del futuro gobernante no está como prioridad el medio ambiente y cierra el flujo económico, esa inversión sería dinero perdido. De esta manera, con la empresas privadas se puede hacer un contrato a corto y mediano plazo de responsabilidad mutua”.

Entre los detractores a este proyecto destaca la idea del costo de la manutención, ¿cómo está pensado este aspecto dentro del conjunto y en qué consiste?

“El mantenimiento está dividido en dos partes: el preventivo y el correctivo (al cual no queremos llegar pero igualmente, está previsto) por el primero se entiende que cada columna tiene un sistema de riego totalmente automatizado, cada columna cuenta con un sensor que nos trasmite en tiempo real conocer las condiciones de agua y temperatura de los nutrientes, de esta manera controlamos su estatus. Sabiendo esto, no llegamos al correctivo pero en caso que falte algo…

Leer más sobre este artículo…

Related Posts