El objetivo primordial de todo diseñador de teatro en casa es lograr el balance sonoro perfecto, de manera que desde cualquier asiento el sonido percibido sea el mismo, no importa si se está el centro, hacia un lado o bien en la última fila. Como podrán imaginar esto no es nada fácil, pero con la ayuda de algunos trucos y ganas de experimentar con nuestro propio entorno, nos podemos acercar a este objetivo. Con esta ayuda, será relativamente sencillo resolver la siguiente incógnita: ¿Cuál es su mejor asiento?, ¡Cualquiera!

El arreglo de subwoofers y su ubicación

En todo el espectro de frecuencias, el entorno de escucha (llámese cuarto) tiene un impacto significativo en la calidad del sonido de un sistema de audio. Particularmente en las frecuencias bajas, es EL FACTOR primordial que determina la calidad sonora percibida. Las ondas estacionarias (también conocidas como modos), son picos y valles de las frecuencias bajas causadas por el tamaño físico de cada longitud de onda, al interactuar con las dimensiones de la sala.

Las ondas estacionarias causan grandes variaciones en la respuesta de frecuencia, según la ubicación de escucha. Para complicar aún más las cosas, producen alteraciones diferentes en múltiples ubicaciones (¡y en tres dimensiones!). Para probarlo basta escuchar las variaciones en el volumen de un tono grave constante, mientras se camina alrededor de una habitación. Se puede notar cómo se escucha muy fuerte cerca de la pared trasera, donde las ondas estacionarias se refuerzan. Estas diferencias de respuesta pueden verse afectadas enormemente por el altavoz mismo, así como por la ubicación del que escucha.

Para obtener un bajo más homogéneo, los expertos recomiendan una cuidadosa ubicación del subwoofer y un diseño adecuado del arreglo de los asientos; o bien el uso de múltiples subwoofers capaces de “retrasar” su señal, para reducir considerablemente la variación de asiento a asiento y con ello mejorar la respuesta de las frecuencias bajas. Así mismo, es aconsejable una ecualización posterior para optimizar los subwoofers que ya han sido colocados, o si se prefiere, lograr que aquellos que no se puedan colocar de manera ideal, sufran menos variaciones.

¿Cómo proceder? Puntos de partida

  • Debe existir al menos un punto ideal de escucha. En un cuarto rectangular, con una razonable uniformidad de construcción, la ubicación privilegiada de escucha debe estar en el centro geométrico del arreglo de los altavoces.
  • Los demás asientos deben recrear la experiencia de la posición privilegiada, tan cerca como sea posible.
  • El contenido espectral y el nivel general de las frecuencias bajas, debe ser consistente en todos los asientos con resonancias no audibles.

Consejos para ubicar los asientos

  • Evitar asientos cerca de paredes, especialmente de la pared posterior. Tratar de mantener al menos una distancia de un metro.
  • Abstenerse de colocar asientos alineados en el centro de la sala o sobre los ejes centrales de ésta, a saber, Frontal-Posterior o Lado a Lado, a menos que se tengan múltiples subwoofers. El uso de múltiples subwoofers minimiza los modos impares del cuarto que, de lo contrario, serían problemáticos en estas ubicaciones.
  • Evadir puntos nulos. Es decir, no poner las cabezas de los oyentes en o cerca de los puntos nulos de bajo orden axial (1o, 2o y 3er orden) de longitud y anchura de ondas estacionarias. Los oyentes en estas ubicaciones no podrán escuchar ciertas frecuencias bajas. Si sólo hay un subwoofer, los modos de 1er orden serán particularmente molestos porque tienden a cortar el área principal de audición. Esto puede reducirse moviendo la pantalla, los altavoces y oyentes por lo menos 30 centímetros a la izquierda o derecha del centro del cuarto. Para complementar, hay que organizar los demás asientos, para colocar las cabezas por lo menos 50 centímetros lejos de líneas nulas.
  • Mantener la distancia de los asientos a todos los altavoces, evitando poner un asiento demasiado cerca de algún altavoz en particular, ya que esto puede ocasionar un escenario desbalanceado, pérdida de efecto envolvente o distracciones localizadas.

Figura 1

Esta planta muestra ubicaciones de los pares de valores nulos para los modos axiales de segundo orden de la habitación (anchura y longitud). El diseñador debe ubicar los asientos de forma tal que las orejas del oyente estén al menos 45cm alejadas de los modos de 2º orden de la habitación, señalados por las líneas rojas contínuas.

Los modos de 1er orden de la sala son los peores y están representados por las líneas punteadas en azul. Estos modos se reducen al mínimo mediante el uso de varios de subwoofers; de lo contrario sentarse en estos puntos sería problemático.

 
1 2 3

Related Posts