verde-6

Apesar de que las llantas usadas representan tan sólo poco más del 1% de los residuos sólidos en México, también suponen un desafío especial de evacuación y reutilización debido a su tamaño, forma y naturaleza físico-química1, ya que no son degradables.

Seguramente se han preguntado cuánto tiempo duran las llantas de un coche. Cambiarlas siempre implica un gasto necesario para cerciorarse de la seguridad de los pasajeros y de quienes andan en la calle. Por esta razón, por ejemplo, en Alemania el gobierno indica que un neumático necesita por lo menos 1.6 mm de perfil en la zona de más desgaste.

verde-1Pero su duración no depende solamente del código de circulación de cada país o estado, sino también, en gran medida, del uso, del firme de la calle, de la calidad de la llanta, de la presión correcta y del estilo del conductor. Es obvio que las llantas se gastan más en la ciudad que en la carretera por los frenados más constantes. Todo influye en la durabilidad.

Los coches no son los únicos que usan neumáticos.

Se pueden encontrar en diversos vehículos:

• Bicicletas

• Carretillas

• Automóvil  y sus derivados: camioneta, microbús, camión, tractocamión

• Aviones

• Algunos sistemas de metro

• Motocicletas

• Tractores

• Maquinaria pesada e industrial

• Grúas

Pero, ¿se han preguntado alguna vez qué pasará con las llantas después de quitarlas del coche? La verdad no es algo fácil de saber. Un estudio realizado por la Secretaría del Medio Ambiente (SMA) del Distrito Federal en 2002 informa sobre el asunto. En la actualidad, con seguridad los datos tienen variaciones, pero la situación sigue igual, o aún peor, porque cada vez circulan más coches en la República Mexicana.

Los neumáticos usados, por lo general, se desechan de alguno de las siguientes formas:

• Los mayoristas de servicio automotriz (generadores) contratan un servicio de recolección particular que las transporta hasta un almacén temporal, para posteriormente enviarlas a empresas que las utilizan como combustible alterno.

• Los generadores minoristas utilizan el servicio de recolección pública de residuos; éste, a su vez, las trasporta a plantas de selección y aprovechamiento, a estaciones de transferencia de residuos o al sitio de disposición final, donde son separadas y enviadas a un almacén para ser recuperadas en pequeñas cantidades.

• Los generadores o transportistas también las echan indiscriminadamente en tiraderos a cielo abierto o en sitios clandestinos, lo que deriva en la disposición inapropiada y la acumulación no controlada.

verde-5Hace tiempo, era común disponer las llantas enteras en rellenos sanitarios. Sin embargo, esta práctica hoy en día es rechazada oficialmente debido a la forma y composición de dicho residuo. Los neumáticos no pueden ser compactados fácilmente ni se descomponen y, por lo tanto, utilizan cantidades considerables de espacio, algo de lo que se carece hoy en día. Además, por su forma hueca, pueden atrapar aire o gases, lo cual las convierten en boyas que con el tiempo suben a la superficie y rompen las celdas que cubren esos lugares de depósito. En Suecia y Austria está prohibido tener residuos en rellenos sanitarios. En Alemania un sitio de disposición final no puede recibir residuos que fueron revisados y tratados anteriormente.

El almacenamiento al aire libre tampoco resulta adecuado porque son un riesgo de incendio. La quema de llantas causa impactos adversos al medio ambiente y a la salud pública por los compuestos que las conforman. Se han identificado 38 compuestos emitidos al aire, dañinos debido al contacto con hidrocarburos, metales, gases y vapores inorgánicos. Se ha demostrado que esas emisiones son muy tóxicas e incluso, mutagénicas. Estos contaminantes causan cáncer, malformaciones congénitas, efectos adversos en los sistemas hormonal, inmunológico y nervioso central, generan problemas en los pulmones, entre otros desórdenes en la salud.

La pregunta que queda pendiente es: ¿qué pasa con el aprovechamiento térmico en los hornos de la industria de concreto donde las llantas son consumidas por el fuego? Es un procedimiento generalizado. En algunos países pequeños de Europa se emplea cierta cantidad de llantas usadas y otros residuos sólidos en los hornos, porque no tienen el espacio suficiente para depositar tanto material. Pero las emisiones de estas industrias e incineradoras son monitoreadas de modo permanente, cuyos resultados se envían por internet a las instituciones de control. Sería importante saber cómo están controladas las chimeneas de la industria de cemento y qué tecnología de filtros usan en México.

verde-7Existe la opinión de que no es correcto incinerar los neumáticos porque se pierden las materias primas que pueden ser recicladas y usadas para elaborar otros productos, además generan más contaminantes que el gas natural, por ejemplo.

Mientras países europeos como Alemania, Francia y Austria reciclan hasta el 60% de las llantas (y una buena cantidad se exporta a países con menos exigencias de perfil), en México prácticamente no existe tal reciclaje debido a la escasa conciencia ambiental, a un casi inexistente sistema de control y a la falta de mecanismos necesarios para el correcto tratamiento de aquéllas, ya fuera de uso. De los más de 28.5 millones de unidades desechadas cada año en México, el 91% termina en lotes baldíos, ríos, carreteras, etcétera. Dicha situación no sólo arruina nuestros paisajes, sino que también ocasiona severos daños en los ecosistemas y en nuestra salud.

Entonces, ¿de qué materiales están hechas las llantas? Tiene tres componentes principales: caucho elastomérico, acero y fibra textil. Los porcentajes cambian de acuerdo con el tipo y el modelo de neumático, así como de su aplicación.

Hoy en día, existe una amplia variedad de usos y experiencias de éxito en el reciclaje de llantas desechadas: renovado de llantas, impermeabilizante ecológico, uso para pisos, alfombras de gimnasio, pistas de atletismo, asfalto, durmientes de tren, autopartes, subdrenajes de autopistas, y otros. Estas opciones actualmente son implementadas en varias partes del mundo con excelentes resultados. De estas aplicaciones, la más importante es la industria de renovado, la cual ha tenido avances significativos y ha logrado excelentes compuestos de hule que aprovechan mejor la carcasa o casco.

verde-4Grandes empresas como Continental están entrando en este mercado de reciclaje desde hace algunos años. Dado que es muy importante la calidad de esa parte del neumático, existen equipos muy sofisticados que permiten detectar fallas o defectos invisibles para el ojo humano, tales como las separaciones internas entre pliegos, los cuales actualmente se pueden detectar con un aparato de pruebas por serigrafía no destructivas. Esta tecnología se ha vuelto casi imprescindible en la industria del renovado de neumáticos ya que permite detectar, sin raspar la carcasa, separaciones internas originadas por reparaciones mal hechas, baja presión, exceso de carga, etcétera.

El recauchutado es el proceso de retirado de la banda de rodadura o rodamiento remanente o gastada y la aplicación de una nueva. Este proceso es el más económico para grandes neumáticos, se ahorra 50% de la energía y el 80% de materia prima en comparación con la producción de una llanta nueva. Según el ADAC, un club automovilístico de Alemania, el recauchutado no incide en la seguridad del automovilista. Obviamente, esta tecnología ofrece mucha mayor calidad y durabilidad en comparación con las reparaciones en las “talacheras” que se encuentran en las calles y carreteras.

Para poder generar un nuevo producto, como pisos o nuevas autopartes, es necesario tratar las llantas en una planta de reciclaje donde se separan las materias primas de forma casi pura y da como resultado cuatro componentes:

• Granos de diferentes granulometrías de goma que pueden variar de 0,5 a 3mm

• Fibras textiles

• Polvos

• Alambres de acero

La industria automovilística está desarrollando investigación para reusar estos productos en la producción de nuevos coches. La mala noticia es que no encontré plantas de tratamiento ni sitios autorizados para depositar las llantas usadas en México D.F. Pero la buena noticia es que el Senado de la República aprobó, en abril de este año, reformas y adiciones a las leyes General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal con el propósito de dar tratamiento sustentable a las llantas usadas. Establece que son residuos que necesitan de un manejo especial y obliga a los importadores y distribuidores de neumáticos a formular y ejecutar planes de manejo de los mismos. De no cumplirse será motivo de revocación de concesiones y permisos.

Ojalá que se cumpla y que no quede solamente escrito en el papel. HT

Related Posts