Integra es una marca muy identificada para el mercado especializado de los instaladores de cines en casa, reconocida por su amplia compatibilidad con sistemas de control como Crestron, Control4, Universal Remote Controls, AMX, entre otros. Para este invierno lanzaron su nueva serie de receptores de audio y video DRX. Y tuvimos a prueba el DRX-4, un receptor AV multicanal de gama media con gran relación calidad-precio.

El DRX-4 cuenta con decodificación para Dolby Atmos 5.1.2 y DTS:X (mediante actualización de firmware), los cuales son los más novedosos formatos de audio envolvente del mercado, ofreciendo sonido espacial (basado en objetos sonoros) que recrea la sensación de una “cúpula tridimensional”. 

En esta nueva serie, Integra apuesta por la alta resolución e incorpora un DAC (para los 8 canales de audio) capaz de decodificar con una resolución de 384KHz a 32 bits lo cual le permite leer prácticamente cualquier formato de audio de alta resolución del mercado, desde MP3 hasta los más demandantes como DSD, FLAC y el más novedoso contenedor/encapsulador para streaming de Hi-Res: Master Quality Authenticated o MQA (mediante firmware en el futuro).

Comparativa de formatos de alta resolución y el espacio que ocupan

Por todo lo anterior, este receptor está certificado como un producto High-Res, autentificación japonesa que avala a un producto para reproducir formatos de altísima resolución.

Por ahora, el Integra DRX-4 incorpora conectividad Airplay de tal manera que es sencillo enviar música de modo inalámbrico desde un iPad o un iPhone. En un futuro mediante una actualización también incorporará Google Cast, que hace prácticamente lo mismo, sólo que para dispositivos Android.

Por supuesto también es posible conformar una red cableada Ethernet, de manera que el DRX-4 pueda “jalar” archivos MP3, WMA, FLAC, WAV, AAC, Apple Lossless o DSD 5.6 MHz desde una red local (LAN), encontrando este material en discos duros, NAS (Network Attached Storage) y laptops; esto también funciona desde una pastilla de memoria USB.

El DRX-4 incorpora ahora el servicio de Tidal, el cual ofrece un servicio de streaming calidad CD (16/44.1 khz) pero con el formato Flac 1411 kbps – Lossless. También cuenta con servicios nativos como TuneIn Radio, Deezer y Spotify.

Este receptor genera una segunda zona de audio amplificada (lista para conectarle un par de bocinas) con funciones de encendido mejoradas. Ahora con un equipo podrás tener un sistema 5.1 en tu recámara pero, además, contar con sonido estéreo en tu vestidor. Decide cuándo encender el audio de ambos lugares, al mismo tiempo, desde la aplicación móvil del equipo.

En cuanto a video soporta UHD 4K @60 Hz con HDR (High Dynamic Range). Cuenta con 8 entradas y dos salidas HDMI. El DRX-4 permite ver contenidos de video totalmente diferentes en dos zonas. Por ejemplo, ver una película con tu Blu-ray con sonido Dolby Atmos en tu sala de cine mientras tu pareja revisa el noticiero de su preferencia en el salón de juegos.

Más allá de estas funciones que serán del agrado de los consumidores finales, hay otras cosas muy interesantes sobre todo para los integradores. Por ejemplo el control bidireccional vía Ethernet o mediante puerto serial RS-232.

Cuenta con ajustes personalizables como la programación de un nivel de volumen máximo, lo mismo en la zona principal que en la segunda zona, esto impide los excesos en las fiestas, protegiendo siempre al equipo de abusos. También es posible que el integrador haga los ajustes y calibración del receptor y que pueda protegerlos mediante un “candado” (dentro del menú de instalación) evitando que el usuario “mueva” o desajuste el trabajo de varias horas en la configuración y puesta en marcha del DRX-4. Tiene dos entradas y una salida IR, tres triggers programables de 12 v; puede montarse en rack utilizando soportes opcionales.

Algo de valor es que Integra es de las marcas que se toma en serio las actualizaciones, el DRX-4 las puede recibir desde Ethernet o USB. De hecho el nuevo códec DTS:X y la plataforma multiroom inalámbrica FireConnect serán posible instalarlo desde un próximo firmware.

HDBaseT permite transportar señal de audio, video e incluso alimentación DC (hasta 100 watts de consumo), con ello, el DRX-4 puede enviar las señales multimedia a través de un solo cable CAT6 desde la zona principal hasta la segunda zona, no importando si se encuentra bastante lejos (hasta 100 metros de cable).

En cuanto a números, este componente especifica 110 watts en cada uno de sus siete canales. Ofrece certificación THX Select2 Plus. La calibración acústica se realiza a través del sistema AccuEQ. Es posible conectar una tornamesa con fonocaptor MM, incluye sintonizador AM, FM e Internet Radio. Sus salidas de preout de 7.2 canales son muy aprovechables para quien quiera hacer crecer el equipo incorporando una etapa de amplificación multicanal aún más poderosa.

Es obvio que puede manejarse desde una app que está disponible para Android y iOS.

Como pecados, el DRX-4 no cuenta con conectividad WiFi, ni Bluetooth, lo cual resulta extraño pues modelos inferiores como el DRX-3 y DRX-2 (ambos de menor precio) si ofrecen esa conectividad. Cabe acotar que la gama se compone además de los modelos premium DRX-R1, DRX-7 y DRX-5.

Desde algunos años, el diseño industrial de Integra resulta muy ergonómico y agradable a la vista. Este es un receptor que luce bien. En cuanto a construcción nada que objetar, se nota mucho esmero en tener un producto robusto, una de las cualidades que tanto les gusta a los instaladores profesionales.

Una cosa que me sorprendió fue el control remoto. Hace mucho tiempo que no convivía con un producto Integra, que mando a distancia más elegante, funcional y con sorprendente usabilidad. También hay que notar que la app I ntegra Control Pro resulta muy eficiente y hasta divertida. Así el DRX-4 se gobierna desde ambos controladores.

Evaluación Subjetiva

Para escuchar las capacidades del nuevo DRX-4, conformé un sistema de bocinas Bowers & Wilkins de la serie 600: cuatro cajas 686 S2, un canal central HTM62 S2, dos subwoofers ASW 610 y  dos bocinas M-1 para los efectos en Dolby Atmos. A ello le sume un reproductor de Blu-ray Oppo BDP-103 y un Apple TV de nueva generación. La televisión fue una Panasonic UHD 4K de 65 pulgadas TX-65DX900. Los cables fueron AudioQuest y el acondicionador de línea MonsterPower.

Una vez encendido el equipo, de inmediato me pidió una actualización, misma que se realizó de manera automática al conectarlo el router de la casa. El proceso tardó unos 20 minutos.

Con el sistema de calibración AccuEQ realicé el ajuste de las bocinas de manera automática (empleando el micrófono incluido) y la optimización acústica de la habitación, la verdad resulta bastante sencillo. Bien por Integra.

Para los más clavados tiene muchas funciones custom que van haciendo ajuste muy fino en la configuración del sistema como es el ajuste independiente del crossover de cada canal en la frecuencia que deseamos hacer “el corte” (40 / 45 / 50 / 55 / 60 / 70 / 80 / 90 / 100 / 110 / 120 / 130 / 150 / 180 / 200 Hz).

También permite hacer un sync control pues muchas películas o series sufren de un ligero retraso en tiempo del audio respecto del video haciendo que el movimiento de los labios no concuerde con la voz hablada que sale de ellos. Permite además la conexión de dos subwoofers activos, con lo que el control es mayor y la dispersión del canal LFE (Low Frecuency Effects) es más homogénea; siempre será mejor colocar dos subwoofers en un Cine en Casa.

La gran diferencia: Dolby Atmos

Como tal, tuve un sistema 5.1.2 que para mi habitación de 5 x 4 x 2.4m resultó más que suficiente para el espacio, tanto en términos de cobertura como de potencia.

Algunas de las peliculas que pude ver en el período de prueba fueron The Fifith Element, Unbroken, The Hunger Games 1, Minions y Gravity, todas ellas codificadas en Dolby Atmos.

Hace un rato que los receptores de audio/video no tenían algo realmente novedoso que ofrecer. ¿Más canales? ¿Mejor etapa de video? ¿Conectividad? ¿Acceso a Internet y servicios de streaming? Sin embargo con la llegada de Dolby Atmos, si vale la pena hacerse de un nuevo procesador, sobre todo si el que posee en casa ya tiene sus años.

Dolby Atmos ofrece sonido envolvente basado en objetos con la capacidad de excitar cajas acústicas situadas encima de la cabeza del oyente y proporcionar así una inmersión máxima en la experiencia sonora 3D. Y esto es un enorme cambio respecto a los anteriores códecs de Dolby Digital y DTS (por más canales que pudieran tener).

Recordemos que Dolby Atmos permite que el cineasta o el diseñador de sonido de una película “ubique” los sonidos donde quiera (a fin de cuentas está “moviendo” objetos sonoros), así que los efectos se perciben de manera realmente tridimensional y no provenientes exclusivamente desde las bocinas.

Puro Punch

Velocidad y dinámica serían mis palabras favoritas para describir al DRX-4. Es un receptor que a pesar de ser de gama media entrega potencia sin reservas (se nota un buen diseño en la etapa de amplificación; Integra declara hasta 35 ampares en la capacidad de corriente instantánea que el DRX-4 es capaz de generar).

Por otro lado, la sensación de envolvencia es muy bien lograda. En Unbroken, en la escena de los aviones bombardeando la isla japonesa de Nauru (Abril de 1943), resulta especular y emotiva como el sonido lo percibes por arriba de tu cabeza. Creanme que Dolby Atmos hace una enorme diferencia contra los códecs anteriores incluso DTS-HD Master (habrá que esperar el nuevo DTS:X con una idea muy similar a Dolby Atmos).

Una de las quejas es que por ahora realmente hay muy poco material codificado en Dolby Atmos, lo cual es una lástima; esperemos que el catálogo crezca vertiginosamente.

El Quinto Elemento es una de esas películas que permanecen como mis favoritas para comprobar las bondades de un Cine en Casa a pesar de su estreno hace casi 20 años. Recién salió la versión The Fifth Element Cinema Series (Blu-ray + UltraViolet + Limited Edition Clear Case Packaging) la cual es una joya (nada barata por cierto: USD 45 ya puesta en México comprada en Amazon USA). Las escenas futuristas de los taxis voladores son una prueba contundente de lo que Dolby Atmos puede hacer. El DRX-4 demuestra que juega en grandes ligas con el sonido recreado.

El drama de Gravity te envuelve. No sólo hay mayor intensidad en los efectos, sino que se crea un ambiente sonoro realmente tenso. Con Dolby Atmos se logra el cometido de “sentirte parte de la película”.

Conclusión

El DRX-4 es un muy buen nuevo producto de Integra, sobresale su calidad de sonido y envolvencia. Ideal para quien quiere sustituir un viejo receptor o bien quien desea entrar con el pie derecho al sorprendente Cine en Casa de nueva generación. Con Dolby Atmos es posible tener la envolvencia que siempre quisimos desde inicios de los años 90.

Resulta fácil de configurar y sencillo de manejar gracias a una app muy agradable y funcional para dispositivos móviles, además de un excepcional mando a distancia que sobresale por encima de marcas similares.

Cuenta con importantes funciones para el integrador profesional, sobre todo HDBaseT que permite el envío de señales multimedia a larguísimas distancias usando un cable CAT6.

Importante omisión no contar con Bluetooth ni WiFi. A cambio es robusto, es bonito, es dinámico, es versátil y su relación calidad-precio resulta muy convincente.

¡Recomendado!

Distribuido en México por:

Representaciones de Audio www.rda.com.mx

Especificaciones disponibles en: Integra DRX-4

Precio público: $1,450.00 USD + IVA público

Related Posts