Ring es un timbre de video de doble alimentación de energía (con cable o batería), con comunicación WiFi y con resolución HD. Ring combina conveniencia, monitoreo y seguridad en un timbre elegante, simple y potente que permite a los propietarios ver y hablar con los visitantes de cualquier parte del mundo.

 

Siempre en casa

Hace algún tiempo descubrí los video timbres cuando estaba buscando un sistema básico de video vigilancia para una propiedad que está semi-abandonada. En algún momento estuve tentado a comprar los video timbres de Skybell, August, Zmodo o DoorBird, como ninguno se vende oficialmente en México, desistí de la idea e instalé un simple sistema de cámaras IP de la popular marca Dahua. No me arrepiento, estas cámaras ejecutan un eficiente trabajo.

Ya había leído algo sobre Ring, el video timbre sensación en Estados Unidos cuando supe que tendría distribución y soporte en México, pedí la oportunidad para probarlo de primera mano.

Si hacemos memoria, hace muchos años que existen los interfones y los videoporteros. A fin de cuentas es una idea simple: un módulo (frente de calle) con un timbre, una cámara, un micrófono y una bocinita, mientras que en el interior de la vivienda se encuentra un módulo que tiene un pequeño display (para ver lo que capta la cámara al exterior), y de igual manera un micrófono y una bocina para permitir la comunicación bidireccional.

Bueno, pues la idea de los video timbres es la evolución de esos antiguos dispositivos. Un video timbre es un pequeño aparato que cuenta con un botón como de una campanilla normal y que añade una cámara, un micrófono y una micro-bocina. Sin embargo, no sólo es inalámbrico pues utiliza baterías de ion-litio recargables por USB, sino que se conecta al router Wifi de la casa y al internet de tal manera que puede activar alarmas en uno o varios smartphones, ya sea porque alguien ha tocado el botón de timbre o porque se ha accionado la detección de movimiento.

En principio la idea de un video timbre suena muy bien y Ring la ha implementado de una soberbia manera, además es la marca pionera en este concepto.

 

Fácil de instalar y de configurar

Por principio de cuentas, Ring es un dispositivo que lo puede instalar cualquier persona, prácticamente no se requiere ningún conocimiento técnico, ni ninguna habilidad para hacerlo funcionar bien y a la primera. Resulta muy agradable detalle que Ring incluya todo lo necesario para hacer una correcta instalación; en la caja viene un desarmador con dos tipos de puntas, tornillos, taquetes, un nivel de burbuja y hasta la broca necesaria para hacer los agujeros en la pared. Así que sólo se necesitará un taladro y 15 minutos para terminar la faena.

La cajita de cartón también incluye el soporte a pared, un cable micro-USB para cargar la batería interna y el timbre por supuesto. Oficialmente cuesta $4999 pesos.

Ring no incluye ninguna campana (no emite ningún sonido “local”), aunque la marca vende otros accesorios llamados Chime (una campanilla simple) y Chime Pro (una campana que además es un extensor de la señal WiFi).

Ring funciona con smartphones, tabletas y computadoras de escritorio.

Por ahora la oferta de productos Ring en México se compone por el video timbre, equipado con una cámara de alta definición y un micrófono con cancelación de ruido, que graba y transmite audio y video a un dispositivo móvil a través una red Wi-Fi y por la videocámara Stick Up, una cámara HD para exteriores que monitorea 24/7 y alerta a los usuarios cuando se detecta cualquier tipo de movimiento.

A mi parecer, el precio resulta alto, teniendo en cuenta que si sumamos un Ring con una cámara Stick Up, estamos hablando de 10,000 pesos. Con esa cantidad de dinero es posible tener un sistema de cámaras Wi-Fi como Arlo con muchas buenas funciones, excepto el timbre. Claro un sistema de CCTV por IP resulta mucho más engorroso. Ring gana en practicada y simplicidad, esa es su gran ventaja.

Cabe acotar que Ring también funciona con…

Leer más sobre este artículo.

Related Posts