Smart TV parece el nuevo grito de guerra de Samsung, que nuevamente ha pegado primero en esto de las TV´s conectadas a la web. Tuvimos un par de semanas, la nueva LED 8000 para descubrir las bondades de este nuevo ícono del diseño industrial. Y para decir verdades, el desempeño casi iguala a la belleza. Ideal para early adopters o para fanáticos de las cosas hermosas y funcionales. He aquí nuestra reseña de la televisión UN55D8000.

Hace 13 meses probábamos una de las primeras TV´s 3D que llegaban a nuestro país, la Samsung UN46C7000; nuestro reporte (HT número 119 de julio de 2010) acusaba una sobresaliente calidad de imagen en 2D y una convincente imagen 3D. Apenas uno que otro pecado (algo de falta de uniformidad en brillo, ángulo de visión algo reducido y una cierta falta de fluidez cuando se emplea el rastreo a 240 Hz que hace que la imagen cinematográfica parezca toma de video). En cambio el nivel de negros, la profundidad de la imagen y sus amplias posibilidades de calibración, le daban toda nuestra aprobación.

Esta vez tuvimos a prueba el nuevo modelo, la UN55D8000, hoy día el buque insignia de la firma (antes que llegue la flamante LED 9000). Nos encontramos con una televisión mucho más grande (55”), mucho más delgada (1.2”), con un marco plateado casi imperceptible (5 mm). Y tenemos que decir que por mucho, por mucho es infinitamente más bonita. Estamos ante la TV con el mejor diseño del mercado.

Todo tiene su costo, así que no esperarían que después de tanto halago, fuese barata: $52800 pesos IVA incluido en tiendas departamentales. Mide 1231 x 787 x 30 mm (ancho, alto, profundo; sin stand). Pesa 18 kg.

Destaca su conectividad: 4 entradas HDMI 1.4, 3 tomas USB, 1 entrada de PC, 1 entrada de video componentes, 2 entradas de video compuesto; entrada Ethernet y WiFi interconstruido. Es compatible con el protocolo de comunicación AllShare DLNA. Por supuesto es 3D (de hecho incluye 2 pares de lentes con shutter activo y con batería recargable).

Como ya mencionamos cuenta con tecnología de retroiluminación LED edge-lit (los leds están en el perímetro) y sistema Micro Dimming Plus. Rastreo interpolado a 240 Hz. Resolución Full HD (1920 x 1080 pixeles).

Naturalmente y gracias a una amplia campaña de mercadeo, este display se presenta como el perfecto ejemplo de Smart TV que hablando en breve incorpora varias funciones como Smart Hub (el menú de contenidos multimedia locales y en la red), Search All (la búsqueda de contenidos en la web), Your Video (la conectividad a contenidos locales guardados en discos duros, NAS o computadoras, incluso en dispositivos móviles como videocámaras, cámaras digitales o smartphones), Samsung Apps (el espacio de aplicaciones propietarias y de terceros que enriquecen la experiencia con redes sociales, servicios online bajo demanda o de intercambio de archivos, juegos, etcétera) y el Web Browser (por primera vez encontramos una TV que ofrece un navegador real y funcional, tal cual como el que usamos en nuestras computadoras). Ofrece videollamadas con Skype siempre y cuando se compre por separado la cámara indicada.

Incluye la agradable función de convertir contenidos “normales” 2D a imágenes 3D.

Evaluación Subjetiva

Vayamos a la sustancia. La verdad es que en cuanto a calidad de imagen estamos ante prácticamente la misma televisión que evaluamos hace un año: soberbia profundidad, notable despliegue en calidad y cantidad de “negros” (ya muy cerca de un plasma), mucho, mucho brillo. Buena gama de colores, un tanto desproporcionado su tendencia hacia el azul (situación que se puede mejorar si se hace una calibración profesional). Hace un soberbio trabajo su procesador de video a la hora de aplicar filtros de reducción de ruido pues preserva el detalle; siendo exigentes a veces se nota un ruido alto en imágenes oscuras. Impecable resulta su trabajo al no tener pérdida visible de resolución en imágenes en movimiento. Igualmente sobresale cuando tiene que trabajar con video entrelazado, de hecho la reconstrucción de datos en el procesador es casi perfecta.

Su procesador de video de nuevo de nota harta calidad a la hora de hacer el telecine inverso (convertir a 1080p24, una señal que aunque de origen era 1080p24 en algún momento del proceso (por ejemplo a la hora de convertir el celuloide en BD) fue convertida a 1080i60. En este aspecto, Samsung se convierte en una de las referencias con esta LED 8000.

De manera personal, a mi sigue sin convencerme el rastreo interpolado que Samsung denomina Auto Motion Plus 240Hz, me parece que salvo en deportes, este rastreo ultra rápido le “quita” el sentido artístico cinematográfico a los filmes. Les elimina ese grano tan agradable y tan propio del séptimo arte. Le da al film, la sensación de ver una “telenovela”. Lo bueno es que puede desconectarse esta función a placer del televidente experto.

Una leve queja representa una contradicción. El brillo. Si bien es cierto que se busca que una TV tenga suficiente brillantez, esta LCD-LED a veces peca de excesiva y en el peor de los casos con algunas variaciones a lo largo y ancho de la pantalla, sobre todo en los bordes, situación que no es fácil de ajustar con los controles de usuario. Nada con lo que no se pueda vivir, máxime si la habitación donde se ubique es luminosa.

La sensación 3D con materiales nativos es convincente. De verdad que impresiona. Bien es conocido que el uso de los lentes afecta el brillo, contraste y color, por lo que se sugiere una calibración de imagen ex-profesa para 3D. De igual manera aunque en menor medida que la generación anterior, se nota un leve efecto de crosstalk (se alcanzan a percibir dos imágenes, cuando debería ser sólo una).

Ver Avatar o Alicia en el País de las Maravillas es una aventura gozosa para chicos y grandes. Imperdibles en 3D.

Smart TV

Aún mas atractivo que 3D, para mi resulta el soberbio desempeño que esta TV tiene con las “funciones smart”. Hemos de decir que la conectividad hacia Internet es pan comido sea mediante WiFi o mejor aún a través de LAN Ethernet. Cabe aclarar que la idea de “smart” engloba la conectividad a Internet, el acceso a redes sociales y juegos, al mundo de las Samsung Apps, la navegación en sitios web a través de un browser prácticamente idéntico al de una PC (incluso puede visualizar archivos flash o pdf). Beneficioso es Skype para hacer video-llamadas, la cámara se vende por separado a través de   www.samsungparts.com (La cámara CY-STC1100 cuesta U$ 169 dolares en Estados Unidos).

Cabe aclarar que resulta un poco complicado usar el control original para las funciones smart, es mucho mejor usar un Android o un iPhone con la aplicación adecuada.

A decir de Samsung no se necesitan conexiones de ultra alta velocidad, 2 Mbps sería lo mínimo aceptable, mientras que con 4 Mbps se tendrían los resultados esperados.

Obviamente el asunto de las Samsung Apps tiene que ver con las regiones y países. Mientras que en Estados Unidos existen apps de Netflix, Vudu, Blockbuster o Pandora, en México éstas se encuentran “bloqueadas” por IP, pues ese tipo de servicios aún no logran los acuerdos legales para operar en nuestro país.

Hablando de opciones en nuestro país, Samsung Apps ya tiene más de ochenta; algunas muy socorridas de contenido local son Terra TV o Tvolucion (la tienda oficial de videos de Esmas, el portal de Televisa que ofrece clips de fútbol, telenovelas y noticiarios). Una app muy recomendada es Vimeo donde se pueden ver videos en HD.

1 2 3

Related Posts