Escuchamos y leemos a diario sobre los avances de la tecnología en el sector de la iluminación, nos queda claro que la ciencia busca darnos el efecto que el sol nos proporciona de manera natural dentro de los espacios de convivencia, trabajo o diversión. En los últimos años, además, los investigadores y las marcas de renombre han hecho equipo para encontrar una solución a los problemas atmosféricos, y de una u otra manera han logrado que la luz artificial no sea un peligro para el ambiente o nuestra salud. Entre los trabajos de investigación que han dado frutos en el mercado está Smart light, producto que para el 2017 intentará ser un huésped fijo en todas las familias del planeta.

¿Qué es Smart light?

Empecemos por decir que la luz inteligente como se le llama en nuestro idioma, es una tecnología de iluminación diseñada para la eficiencia energética. Esto puede incluir dispositivos de alta eficiencia y controles automatizados que hacen ajustes basados en condiciones como la disponibilidad o la ocupación de luz natural.  Smart lighting es la aplicación deliberada de la luz para lograr un efecto estético o práctico, ya sea dando un enfoque de la luz, una iluminación acentuada o una iluminación general.

En el ámbito energético, está comprobado que el nueve por ciento del uso de energía en el mundo se utiliza para la iluminación y el seis por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo se derivan de esta energía utilizada para la luminosidad. En Estados Unidos, el 65 por ciento del consumo de energía es utilizado por los sectores comercial e industrial y el 22 por ciento de esto se utiliza para la iluminación. Smart light es una propuesta que permite minimizar y ahorrar luz permitiendo que una persona controle la refrigeración y la calefacción, la luz en cada habitación y el control de los aparatos a partir de una aplicación desde el celular.

¿Cuántas veces no escuchamos decir a nuestra madre “no olvides apagar la luz cuando salgas del cuarto” pues bien, la oferta de Smart light es ahorrar energía y proporcionar un nivel de comodidad y conveniencia. El concepto de iluminación inteligente también implica la utilización de la luz natural del sol para reducir el uso de la luz artificial y el sueño hecho realidad, no tener que regresar a la casa porque nos quedamos con la duda de si apagamos o no la luz de la recámara.

Las principales técnicas del control para el buen funcionamiento de Smart lighting radican en el uso de oscurecimiento automático de la luz, con la finalidad de reducir el consumo de energía. La presencia de sensores de ocupación y controles individuales (personales), son adecuados para entornos de oficina y puede ahorrar una cantidad significativa de energía (aproximadamente 32%) en comparación con un sistema de iluminación convencional, incluso cuando la densidad de potencia de iluminación instalada del sistema de iluminación automático es 50 por ciento mayor a la del sistema convenido.

¿Cómo funciona?

Con un sensor que consiste en un detector de movimiento, una unidad de control electrónico y un interruptor controlable. El detector localiza el movimiento y determina si hay ocupantes en el espacio.

Además, tiene un temporizador que señala la unidad de control electrónico después de un período establecido de inactividad el cual activa el interruptor para encender o apagar el equipo. Para aplicaciones de iluminación, hay tres tipos de sensores principales: infrarrojo pasivo, ultrasónico e híbrido.

La iluminación inteligente puede trabajar al unísono con otras luces conectadas a la misma red para ajustar la iluminación por diversas condiciones como aparatos de sonido, cámaras ópticas, movimiento infrarrojo, cables de disparo óptico, sensores de contacto de puerta, cámaras térmicas, micro radares, sensores de luz diurna, entre otras.

Smart lighting + LED = Lámparas fluorescentes del mañana

La función de un sistema de iluminación tradicional es el suministro de un nivel mínimo de iluminación cuando aparece un fallo de voltaje. En este tipo de sistemas de iluminación, los daños internos por ejemplo sobrecarga de la batería, lámparas dañadas y falla del circuito de arranque deben ser detectados y reparados por los trabajadores especializados. Por otro lado, el prototipo de iluminación inteligente puede comprobar su estado funcional cada catorce días y volcar el resultado en una pantalla LED. Con estas características pueden analizarse a sí mismos, comprobando su estado funcional y mostrar sus daños internos. Lo que lleva también a que se pueda reducir el coste de mantenimiento.

Smart lighting busca que los sistemas de iluminación inteligente se puedan controlar mediante Internet para ajustar el brillo de la iluminación y los horarios. Una tecnología que implica una red de iluminación inteligente que asigna direcciones IP al foco y que genere un ahorro considerable.

Y aunque resulta novedosa la idea de iluminar sin afectar el ambiente y el hecho de que un foco LED dure mucho más de lo que uno convencional lo hace, Smart light ofrece también la posibilidad de transmitir información. Se predice que los sistemas de iluminación revolucionarios proporcionarán un medio completamente nuevo para detectar y transmitir datos a través de un parpadeo aún imperceptible para la visión humana, la luz recogerá los datos de los sensores y los llevará de una habitación a otra, enviando datos como la ubicación de cada persona dentro de un edificio de alta seguridad. Un foco importante de la Future Chips Constellation es la Smart lighting, un nuevo campo revolucionario en fotónica basado en fuentes de luz eficientes que son totalmente ajustables en términos de factores tales como contenido espectral, patrón de emisión, polarización, temperatura de color e intensidad. Schubert, que lidera el grupo, dice que la iluminación inteligente no sólo ofrecerá una iluminación mejor y más eficiente; proporcionará funcionalidades totalmente nuevas.

Después de esta breve explicación sobre lo que significa smart light y lo que ofrece a la sociedad contemporánea, no resta más que dar a conocer algunas de las opciones de iluminación con tecnología avanzada para establecer el estado de ánimo de cada persona en el hogar o la oficina.

1. LIFX

Sin duda una aplicación brillante, bien diseñada y disponible para todos

LIFX comenzó su desarrollo en KickStarter, pero ahora es un producto genuino. Ellos hacen todo lo que una buen foco inteligente debe tener: control de teléfono y reloj, múltiples colores, y funciona con Nest y SmartThings.

Su plus es, como dice t3.com, la apariencia futurista de estos dispositivos, los cuales aún cuando se parecen a las bombillas tradicionales, cuentan con un atractivo novedoso. Actualmente, están disponibles en el Reino Unido en un nuevo y pequeño tamaño A19, y es uno de los más brillantes que hemos probado con 1055 lúmenes. No se requiere hub, que es un punto más importante, la luz tiene incorporado Wi-Fi por lo que se conecta directamente a su enrutador. La aplicación está muy bien diseñada, permitiendo controlar luces individuales o grupos de luces. Usted podría configurar escenas y horarios, para automatizar completamente su vida en casa inteligente.

2. Philips Hue Starter Kit

La luz inteligente de la que todos hablan.

Entre sus características tenemos que conecta hasta 50 luces y que es, sin duda, la smart light más conocida, la cual se ha convertido en sinónimo de estos dispositivos. La mejor manera de entrar en el ecosistema de Philips Hue es con el kit de arranque, que viene con tres bombillas (tornillo o bayoneta) y el puente de Hue. El puente se puede utilizar para conectar hasta 50 luces al sistema, todo lo cual puede ser controlado desde la aplicación iOS y Android. Hue viene con otras grandes características, como Apple Watch y la integración IFTTT, y 16 millones de colores para elegir. Hue es también probablemente la marca más destacada de Apple HomeKit, por lo que puede controlar sus bombillas utilizando cualquier aplicación de HomeKit, y también a través de Siri. Lo único que podría poner en duda su compra es el precio bastante caro.

3. Elgato Avea

Exclusivo de la manzana.

Con una configuración atractiva del ciclo de escena, está restringido a utilizarse para productos Apple.

Elgato tiene un ecosistema de dispositivos conectados llamados EVE. Avea, su foco, sólo funciona con iPhone, pero como se controla mediante Bluetooth, no requiere un concentrador central (que absorbería el ancho de banda Wi-Fi y tardaría mucho tiempo en conectarse). Funciona con Apple Watch y se conecta al instante gracias a la conexión mencionada.

La configuración de la escena, dicen los expertos, genera a través de los esquemas de colores una atmosfera relajante, como los rojos, naranjas y amarillos de una puesta de sol.

En resumen, con la integración de Wi-Fi, Bluetooth, ZigBee o una conexión propia para sistemas de domótica, las bombillas inteligentes pueden ser controladas a través de una aplicación móvil o un centro de automatización de viviendas o edificios y se pueden programar focos individuales para cambiar la salida de una manera específica. La conectividad a internet de la luz hace posible que los vendedores utilicen la computación de borde y equipen focos inteligentes con características adicionales como cámaras incorporadas, altavoces y capacidad de detección de presencia. Muchos tipos de bombillas inteligentes permiten al administrador del hogar o del edificio controlar el brillo, así como el color RBG.

Related Posts