181062-21358025_max-31583a-original-1443497153Hace algunos meses lo mencionaba en esta misma columna y finalmente sucedió. A finales de agosto, Sonos anunció que en breve podrá ser controlado mediante comandos de voz, inicialmente usando Alexa, el importante gestor de Amazon. El asunto tiene más relevancia de lo que parece porque hasta ahora Sonos ha sido la marca que resulta referencia en audio inalámbrico y multiroom. Esto marca tendencia y devela un nuevo mercado y un nuevo concepto por demás interesante.

“La integración de software, desarrollado desde cero en forma colaborativa y utilizando el Alexa Voice Service (AVS) SDK, se ajusta a las capacidades de reproducción de música existentes, tanto en Sonos, como en Alexa, así que los usuarios de ambos sistemas no tendrán que aprender comandos de voz adicionales o palabras clave. Gracias a esta integración, los usuarios podrán utilizar su voz para controlar las funciones de reproducción, pausa, salto en entre canciones, control de volumen y más. Basta con ordenar a Alexa que reproduzca música desde los servicios de Amazon Music, Spotify y otros más, para que el sonido fluya a través de los altavoces Sonos”, así lo anunció la empresa californiana quien aseguró que todo esto podrá verse reflejado en 2017.

sonos-spotify-1El asunto tiene más de la relevancia que se le pueda dar en una primera lectura. En el tema de control de voz, Amazon se ha posicionado por encima de Google y de Apple, les lleva ventaja pues ha sabido adelantarse con un ecosistema mucho más maduro y eficiente que ha probado su valor en el mercado norteamericano.

Y del lado de Sonos, no hay mucho que decir. Si bien es cierto que ha tenido una última temporada complicada, sigue marcando la vanguardia y todavía no hay marca que le haga mella en el asunto de audio inalámbrico y multiroom. Así como durante mucho tiempo Apple fue quien mandaba en smartphones y sistemas operativos móviles y todos los ecosistemas del audio giraban en su alrededor, hoy día Sonos es tendencia en audio inalámbrico y las demás marcas están a la expectativa de lo que hacen para subirse al mismo tren.

El hecho que Sonos finalmente haya abierto su ecosistema para integrar con control de voz tiene mucha relevancia porque suponemos será el paso definitivo para que la voz sea el gestor de mando en todo lo que tiene que ver con audio en casa… inicialmente.

Recordemos que otro de los anuncios de Sonos fue que abrió API´s (Application Program Interface) para desarrolladores externos líderes en soluciones para el “hogar conectado”: Crestron, Lutron, Savant, Control4, iPort, y QIVICON de Deutsche Telekom.

Sólo por mencionar un ejemplo Lutron puede controlar las bocinas Sonos del hogar, ya que su sistema Caséta Wireless ofrece plena compatibilidad, lo mismo de la app para smartphones que desde un control remoto pico que ahora tiene un botón para controlar el sonido de Sonos.

Sin lugar a dudas Crestron es quien ha elaborado el trabajo más intenso, ya que ahora puede controlar Sonos desde su app o desde cualquier pantalla táctil Crestron, pero lo realiza con toda la complejidad que pudiera hacerse desde la app de Sonos, es decir, no sólo permite cambiar canciones o subir y bajar volumen, también agrupar habitaciones, crear playlists al instante, visualizar el metadata completo o hacer búsquedas integradas entre todos los servicios de streaming contratados. Crestron con Sonos es una genialidad.

185681-5_1_play_1_black_sub_black_playbar_plate_play_1_256_1_cmyk-afde40-original-1446594760Es así como veremos un boom del “voice recognition” en todos los ámbitos de la tecnología residencial, pero sin lugar a dudas, será el audio quien lleve la batuta.

Lo que ahora parece inconcebible es que sea Amazon y no Google o Apple quien se haya posicionado como líder en reconocimiento y control por voz, esto por que pudo capitalizar todos los servicios que convergen en la tienda más grande del mundo. Y lo está haciendo apenas con un puñado de dispositivos como son Amazon Echo, Echo Dot, Amazon Tap y Amazon Fire TV.

Sé que estarán pensando que todo este tinglado sólo tiene que ver con el mercado norteamericano y que las capacidades de la voz sólo pueden ser ancladas al idioma inglés; tienen razón. Pero es claro que ahora la globalización es cosa de meses, así que no tengo duda que estos avances se presentarán en muchos otros países y en diversos idiomas, entre ellos el español.

185679-play_1_black_117_cmyk-2-9f2494-original-1446594415Ahora los usuarios de Sonos que posean un dispositivo compatible con Alexa, como un Amazon Echo o Echo Dot, muy pronto podrán utilizar el popular servicio Alexa de Amazon para controlar su sistema de sonido Sonos.

Otra cosa que hay que destacar de los anuncios de finales de agosto de Sonos, es su integración inmediata a la app de Spotify y en breve a la de Pandora. Esto es, ya no sería necesario abrir la app de Sonos para escuchar Spotify, basta un botonazo virtual para decirle a Spotify en que habitación debe sonar la música. Una actualización necesaria y casi obligada para Sonos.

Cabe aclarar que la app en Spotify opera solo como control remoto de tal manera que el streaming ocurre directamente en las bocinas Sonos. Esto es importante porque los dispositivos no son donde ocurre el streaming y la conexión a internet, sino desde los componentes Sonos. Así no importa si desde la app Spotify empieza la reproducción de un disco o playlist, puedes abandonar la casa y el streaming continuará sin problemas ni drop-outs. Incluso si empiezas la reproducción de música desde la app de Sonos, puede intervenir con tu voz para que Alexa tome el control y cambie canciones o altere el nivel de volumen, mejor que aún que otros miembros de la familia pueden sumar canciones a la fila desde la app de Sonos.

Brincar sin problemas de Alexa, a la app de Spotify o a la de Sonos, esa es la promesa de lo que Sonos llama “the sound plataform for the connected home”.

Algunos entusiastas del audio y audiófilos critican el hecho que Sonos no soporta audio de alta resolución (ya saben formatos más allá de 24 bits y 96 kHz). La firma californiana lo tiene claro, no va apostar por un ecosistema todavía incipiente, poco maduro y muy confuso. Sonos va a la segura con los formatos que la gente entiende y conoce. Para los más osados, Sonos es compatible con Tidal y con Deezer Elite, de tal manera que por lo menos el streaming con calidad CD está asegurado.

Por lo pronto, Sonos ha sabido hacer alianzas, esas que le permitirán seguir siendo el jugador más relevante en audio inalámbrico y multiroom dentro del hogar. No se metió en problemas tratando de diseñar su propia plataforma para el control del voz, en principio se juntó con Amazon y el destino lo pondrá a las órdenes de Siri y de Ok, Google. Al tiempo.

¿Qué seguirá? No es difícil adivinar que Apple destapará Siri de manera masiva y vendrán muchos componentes que integran esta plataforma, seguramente primero de la mano de Apple TV, de iPad o iPhone. Lo mismo sucederá con Google. Así el control por voz será tan común como hoy lo es controlar equipos a través de una app para iOS o Android.

sonosY Sonos no será el único, de hecho las grandes marcas de consumo masivo como Sony, Samsung o LG ya han venido utilizando el reconocimiento de voz en sus Smart TV´s -con poco éxito, hay que señalarlo- pero llegarán nuevos jugadores en todos los niveles para subirse a la ola del control mediante voz. Algo que se vislumbra realmente emocionante y adictivo.

Sólo imaginen la escena:

Siri, ponme “What a wonderful world” de Louis Armstrong en el baño.

Alexa, quiero escuchar “El Watusi” de Ray Barreto en el jardín.

Ok, Google, escuchemos el playlist “Jazz de los cincuenta” en toda la casa.

Ni siquiera hay que encontrar el teléfono, ni abrir la app ni nada. Todo con comando simples de voz. El nirvana de los huevones.

Related Posts