Panasonic es una marca que ha desarrollado una estrategia muy particular en el mercado de la tecnología. Han enfocado la mayor parte de sus esfuerzos en su división profesional y de negocios. En el área de consumo, específicamente en video, han decidido ser una marca de nicho, ofreciendo productos seleccionados con alta calidad que no compiten en precios con su contrapartes coreanas o chinas. De un tiempo a la fecha son pocas las TV´s Panasonic que son visibles en los pisos de venta. Pero cuando se asoma una televisión del nivel que hoy escribiremos, todo es felicidad para quienes nos gusta el video de calidad suprema.

La TX-65DX900 (DX902 en Europa) es la máxima creación de la firma japonesa y es una joya para los ojos. Lo diré en la primera línea: es la mejor televisión LCD que usted pueda adquirir hoy mismo. Especifico LCD, ¡porque las OLED´s son otra cosa!

Curiosamente la TX-65DX900 no se vende en Estados Unidos, así que es de esas cosas raras donde México tiene un producto de nivel referencia que no pueden gozar nuestros vecinos del norte.

He de decir que esta televisión es bastante robusta y pesada, mucho más de lo uno pudiera pensar, su base es enorme, por lo que requiere de una mesa realmente ancha; en el caso de ubicarla sobre la pared habrá que hacer una instalación verdaderamente profesional porque el tamaño y el peso pueden poner en problemas a usuarios poco entrenados en estos quehaceres. Pesa 35 kg (sin incluir el soporte que debe superar los 10 kg fácilmente), pero es bastante voluminosa. La DX900 nunca competirá en términos de delgadez o incluso diseño contra otras firmas japonesas o coreanas. De hecho, creo que intencionalmente tiene un look “industrial”.

A cambio denota una construcción formidable. Con perfiles de aluminio y partes de plástico muy bien rematadas.

Panasonic y Sony durante muchas décadas han sido los monitores profesionales en estudios de televisión, casas de postproducción y en todo lugar donde el video tenga adjetivo profesional (ahora se les ha unido Dolby con sus supremos monitores de 42”). Los conocedores saben que un monitor de 17, 21, 25 o 30” es donde los profesionales de la imagen revisan y analizan la calidad del producto visual final. Esos monitores profesionales (antes CRT, ahora LCD) no tienen funciones para el consumidor final: no tienen un sintonizador y solo tienen entradas de video de uso profesional (3G-SDI, 6G-SDI, HD-SDI y HDMI 4K). La gran diferencia es que tienen amplísimas funciones de calibración exhaustiva para hacer que una película, un programa de televisión o un anuncio comercial tengan el color, contraste y brillo adecuado. Además los monitores soportan una gran cantidad de formatos de video operando en 10 y hasta 12 bits (lo que se traduce en millones de colores más que una TV de consumo).

Bueno pues Panasonic decidió hacer la mejor TV del mercado y esta es su propuesta: TX-65DX900, misma que toma ciertos elementos tecnológicos de los monitores profesionales (sobre todo en términos de colorimetría), amén de las mejores implementaciones en cuestión de panel LCD operando en 6 colores (y no 3 como los convencionales), retroalimentación LED full array con 512 activas para local dimming tipo panel de abeja y muchas cosas más para lograr una televisión extremadamente brillante (puede superar los 1000 nits), de gran contraste y con una gama de color incomparable (supera el 90% del espacio de color DCI-P3 -Digital Cinema Initiative).

Es la muestra de la nueva tecnología HDR que verdaderamente hace el gran cambio que se esperaba desde hace muchos años. Créanme, una televisión HDR es otra cosa. Evidentemente es una televisión con resolución 4K.

Es de las primeras y de las pocas que cuentan con la certificación UHD Premium de la UHD Alliance. La TX-65DX900 es el resultado de la colaboración entre los ingenieros de Panasonic, la casa THX y expertos coloristas de la industria de Hollywood para desarrollar un verdadero monitor de estudio. Combina el procesador Studio Master HCX+ con gestión profesional en la calidad de color.

Plataforma Smart TV, 4 entradas HDMI 2.0 compatibles con el protocolo de protección contra copias HDCP 2.2, decodificación empleando el codec HVEC, reproduce 3D (pero no incluye lentes). 3 entradas USB (una de ellas 3.0). Cuenta con una ranura para tarjeta SD. Una de las entradas de HDMI tiene ARC (Audio Return Channel), además posee una salida de audio digital por Toslink. Tiene conectividad WiFi y Ethernet.  Todas las conexiones están cubiertas por una tapa de plástico, para que su look se vea más limpio, aun en la parte posterior.

Se entrega con dos controles remotos, uno IR (infrarrojos) excepcionalmente agradable al tacto para la configuración exhaustiva y uno más un touchpad Bluetooth para la operación diaria. Pero lo mejor es la app para smartphones, con la que se pueden hacer ajustes muy profundos y una calibración de nivel premium. Nunca había visto una app para televisión tan funcional.

Lo único que no me gusta es que el cable de alimentación AC es del tipo cordon umbilical (no es desprendible), además resulta corto. Para el nivel High End que describimos debería permitir conexión de cables más robustos.

Panasonic continua usando la plataforma smart del sistema operativo Firefox. La verdad es que es bastante sencillo para navegar y encontrar lo que uno desea. Es intuitiva para cambiar de fuentes, además gráficamente es muy agradable. Gran acierto de la marca. El media player es compatible con la mayoría de los codecs de audio y video.

Su precio en México supera los 110,000 pesos. Es para pocos privilegiados.

¿Donde obtener contenidos 4K y HDR? Bueno Netflix ya ofrece algunas películas y series con ambas características, habrá que comprar el servicio mensual de mayor precio y tener una conexión a Internet de 50 Mbps. Ya empiezan a venderse lentamente los primeros Blu-ray 4K UHD. Amazon Video también ya tiene algunos contenidos 4K y HDR. En YouTube hay una buena cantidad de material desde comerciales, materiales multimedia y películas independientes.

Una vez desempacada y encendida por vez primera, esta televisión demuestra su clase. Su precalibración es muy acertada. A primera vista destaca su relación de contraste, el implacable nivel de negros y una gama de colores que resulta verdaderamente notable.

Yo sé que cuando lo anterior se lee “de pasada” puede sonar exagerado, pero es algo que yo no había visto antes, por lo menos en ningún televisor LCD.

Durante una semana pude ver algunos contenidos desde un Roku 4K y unos pocos discos Blu-ray 4K usando un lector Samsung UBD-K8500 que me prestaron. Algunos materiales con lo que estuve experimentando fueron la serie Marco Polo y películas como Daredavil y The Ridiculous Six en streaming y Mad Max: Fury Road, The Revenant y The Lego Movie en discos BD-UHD.

Esta es una televisión que tiene los ajustes que le gustan a un verdadero nerd o a un experto en video: estándares para espacio de color (REC 709, REC 2020, DCI y más), detalle de color (matiz, luminancia, saturación), detalle de gama, ajuste de balance de blancos, ajuste de nivel de negros relacionado a la luz de fondo y una exponencial lista de ajustes sólo indicados para verdaderos conocedores.

Y sin embargo es de las pocas televisiones cuyos perfiles o presets realmente funcionan con calibraciones bien ejecutadas de fábrica y que harán felices a usuarios que no quieren o no les interesa una exhaustiva calibración (usando DisplayMate o CalMan de SpectraCal con generador de patrones y colorímetro) .

Panasonic ofrece presets denominados Dynamic, Normal, Cinema, THX Cinema, THX Bright Room, True Cinema, Custom y Professional 1 y 2. Los dos modos THX no fueron diseñados para contenidos HDR. El modo Cinema es una recreación de un monitor de mastering con espacio de color REC .709 (el estándar de HDTV con aspecto de imagen 16:9 que surgió en 1990). El preset Normal es un buen lugar para iniciar. Esta televisión obtuvo su certificación como UHD Premium con el modo Professional 1, sin embargo los presets True Cinema y Normal están recomendados para fuentes HDR.

Hay que notar que para fuentes HDR, hay que activar los ajustes de colorimetría para HDMI y los settings para HDR en HDMI. Lo afirmo otra vez, Panasonic ofrece como ninguna otra marca el ajuste fina que realmente aprovecha la nueva experiencia que representa 4K HDR.

A decir de la marca, la precisión del color es hasta 40 veces mejor que una televisión convencional  y en cuanto a alto contraste demandado por HDR, el secreto de este modelo está en la retroalimentación LED basada en 512 zonas que pueden encenderse y apagarse de manera individual de acuerdo a la escena proyectada. Esto permite que en la misma imagen pueda lograrse un brillo poderoso (un resplandor por ejemplo) y detalles en sombras y oscuridad.

En la práctica la uniformidad en blancos y en negros es excelente y deja ver una homogeneidad insuperable.

Para poder enfriar estos LED´s, la TV incluye seis ventiladores cuya operación es bastante silenciosa, nunca molesta.

Su sonido es superior al promedio de las televisiones de su tamaño. Al no sacrificar espacio y no obsesionarse con la delgadez, la DX900 entrega sonidos acordes al tamaño de la pantalla. Es obvio que quien invierte esta cantidad de dinero, seguramente la acoplará a un sistema de audio surround de alta envergadura.

Algunos reviewers con el equipo adecuado han dictado que el nivel pico de brillo máximo de más de 1300 candelas por metro cuadrado y es capar de sostener más de 1000 nits en períodos superiores de 2 minutos, lo que supera por mucho todo lo visto por televisiones de alta gama de sus competidores.

El único punto que resulta mejorable es el ángulo de visión, el cual es algo limitado; es una televisión que entrega todo su potencial viéndola de frente.

Conclusión:

No hay mucho que agregar, esta televisión LCD es sin dudarlo la mejor del mercado (nuevamente sin considerar las OLED´s). Es ultra brillante, su relación de contraste es notable, el nivel de negros absolutos es insuperable y su gama de colores es algo donde nadie puede competirle. Por su parte el despliegue de contenidos HDR cambia por completo la perspectiva del espectador. Esta nueva tecnología de verdad hace la gran diferencia para quienes la calidad de la imagen es algo primordial.

¿Hay que pagar mucho por la TX-65DX900? Si, sin duda, pero su inversión está plenamente justificada para quienes buscan el máximo desempeño. Videófilos y cinéfilos empedernidos, así como amantes de la tecnología, he aquí la televisión que esperaban. ¡Brillante!

Distribuida por:

Panasonic de México www.panasonic.com.mx

Related Posts