The Verve

Urban hymns

Virgin, 2017

Se conmemora que hace veinte años se editó el tercer álbum en la historia de uno de los grupos más importantes nacidos en Inglaterra. Urban hymns significó el pico más alto de la discografía de The Verve; de producción impecable, en su momento el álbum tuvo como punta de lanza el muy exitoso sencillo “Bitter sweet symphony”, sin embargo a su lado se encuentran joyas como “Sonnet”, “The drugs dont work” y “The rolling people”, composiciones que demuestran cómo el combo liderado por Richard Ashcroft poseía un don especial para crear canciones de grueso calibre. En esta caja para coleccionistas se encuentra el álbum de marras, íntegro, remasterizado; pero también, repartidos en cinco discos, un concierto completo de la época, lados B y sesiones para la BBC. Finalmente, para los fetichistas aferrados, se anexa poster, postales y un libro de pasta rígida con más de 50 páginas.

 

 

 

 

Howlin-WolfHowlin´ Wolf

Best of the Sun Records sessions

ORG Music, 2017

Frente a los micrófonos de Sun Records se pararon varios de los músicos más importantes del siglo pasado (Elvis Presley y Johnny Cash, por ejemplo). En ese sitio una magia había, algo que conseguía que todo aquello que ahí se cantara o tocara se fuese directo a la víscera cardiaca de los escuchas. Entre los muchos creadores que en dichas instalaciones pasaron lista se encuentra Howlin´ Wolf, quien entre 1951 y 1952 se encerró con el capo Sam Phillips para grabar los catorce temas que en este vinil se hallan. “Getting old and grey”, “My troubles and me”, “Mr. Highway man”, “My baby walked off”; vaya títulos, puro baladro macizo el que el originario de Mississippi arroja en este disco, un compilado para los aulladores que bajo la luz de la luna se acomodan para recitar sus penas. Blues verdadero, canto hondo y desgarrado; negro, como el corazón de los desposeídos.

 

 

 

John-ColtraneJohn Coltrane

Plays the blues

Poll Winners records, 2017

McCoy Tyner al piano, Steve Davis al bajo y Elvin Jones a las baquetas. Ahí el trío que acompañó a John Coltrane y su saxofón el 24 de octubre de 1960, en Nueva York, para  tocar las once piezas que integran este disco –re editado en vinil para gozo de los amantes de las tornamesas-, entre las que destacan “The late late blues”, “Some other blues” y “Blues to you”. Maestría absoluta la aquí contenida aunque, habría que subrayar, no se trata de temas que apelen al blues de modo estricto; en realidad se trata de composiciones que invocan el espíritu del género de Muddy Waters. Es decir, recurren a ese instinto salvaje y melancólico que los grandes blueseros poseen toda vez que se cuelgan su guitarra. Trane, como era apodado el nacido en Carolina del Norte, llegó a tocar al lado de personajes como Dizzy Gillespie y Thelonious Monk, y en este plato es notable la sensibilidad que fama le dio, pero también la versatilidad que lo llevó a la inmortalidad.

 

 

 

Maria-CallasMaria Callas

Remastered live recordings. 1949- 1964

Parlophone, 2017

Su formación como cantante arrancó en Atenas, la tierra donde en 1942 debutaría ante el público para, a partir de ahí, recibir aplausos de por vida. Y en ese rol, el de las palmas, hay mucho qué contar respecto a la nacida en Nueva York. Por ejemplo, una de las ovaciones más célebres que recibió tuvo lugar precisamente en México, en el Palacio de Bellas Artes, en 1950, donde al final del segundo acto de la ópera Aida, Callas ofreció una nota tan alta –y, cuentan, totalmente fuera del plan- que a la fecha se recuerda como “el agudo de México”. Hace cuarenta años que la cantante falleció en París; ella, la soprano que encantó los oídos de millones alrededor del mundo en escenarios de la más variada laya. Y para homenajearla se edita este empaque que contiene 45 discos compactos donde se registra su desempeño en directo y cuyo audio fue retocado para realzar detalles de ejecución fascinantes.

 

 

 

Ennio-MorriconeEnnio Morricone

Conducts his greatest hits

Sony Classical, 2016

¿Está usted en la oficina? Agarre la engrapadora y, tras cargarla, empúñela como si un revolver fuera. Levántese de su asiento y ande hacia la fotocopiadora, pero hágalo a paso bravo, taconeando recio para que sus compañeros se percaten de su presencia. Una vez que se encuentre frente a la máquina, truénese los dedos y dispare a quemarropa, sin contemplaciones. No tenga piedad cuando sus balas imaginarias se impacten en monitores, cerros de papeles, escritorios y cubículos; todo lo que signifique aburrición. Sí, mátelo todo, como buen forastero oficinista. Pero hágalo acompañado de este disco que condensa parte de la obra de Ennio Morricone, obras que le ponen ritmo a películas legendarias como Once upon a time in the west, Cinema Paradiso y The good, the bad and the ugly, entre otras.

 

George-HarrisonGeorge Harrison

The collection

Capitol, 2017

Se remasteriza la obra solista del llamado “beatle místico” y se reúne en un solo cofre con catorce viniles. Buenas noticias éstas, porque se respetó el arte original de todos los platos (180 gramos pesa cada cual) y se incluyó, además, un directo en Japón además de dos picture discs de los sencillos “I got my mind set on you” y “When we was fab”. Un gran modo de acercarse al trabajo de Harrison (regularmente opacado por los cancioneros de sus compañeros Lennon y McCartney), pues éste definió varias de las rutas por las cuales la música pop andaría en el futuro (y esto ocurrió desde su estancia en The Beatles, basta recordar el modo en que incorporó la música hindú a su temario), aunque a solas también anduvo por rutas visionarias, como en el disco Electronic sound, donde se asomó como pionero en el trato con sintetizadores. Un compilatorio para escucharse en dosis discretas, a volumen alto y con el aroma de un incienso de manzana serpenteando en el aire.

Related Posts