Uno de los conceptos tecnológicos que mayor difusión sigue teniendo hoy, es la automatización. La posibilidad de verificar diversas funciones dentro de casa a partir de un simple control o aplicación en nuestro celular, entusiasma y se anhela. Pero, ¿en qué beneficiaría dicho sistema al cuidado del ambiente? Según los últimos reportes en investigación sustentable, la automatización utilizada en su totalidad ayudaría a disminuir hasta en un sesenta por ciento la contaminación y el desperdicio energético y potable que se genera en el hogar. Basta detenerse un minuto para pensar en todo lo que ahora mismo está consumiendo nuestra vivienda aún en nuestra ausencia.

En el sector del comercio exterior, el uso de un software que permita la autorregulación para reducir el uso de recursos naturales empleados en los procesos, contribuye sin duda al desenvolvimiento sustentable ya que éste tiene como objetivo reducir los diversos daños causados al medio ambiente como contaminación del aire, deforestación, demanda por energía e incluso la contaminación sonora. Por su parte, la Tecnología de la Información asume una posición de destaque en este escenario de búsqueda para el bienestar del planeta.

Ahora bien, como dice wwe.emix.com.br, la automatización ya de forma general posee características que la hacen sustentable, pero ¿cuáles son los elementos que podrían verse beneficiados en casa? Un sistema de esta naturaleza consiste en múltiples dispositivos electrónicos y sistemas unidos entre sí en un procedimiento de vigilancia principal que funciona como el cerebro de la casa. El control central recibe y envía datos a cada dispositivo conectado al él. Además, los equipos y sistemas se pueden reconocer usando temporizadores o disparadores. Por ejemplo, la programación de una luz exterior para encender cuando el movimiento pasa su sensor es una actividad activada. Establecer una luz de la sala de estar para encender cada noche a las 5 p.m. es una actividad programada. Cada vez más aparatos en el hogar pueden conectarse a un sistema de automatización. Estos incluyen luces, revestimientos de ventanas tanto de cortinas, como de persianas, sistemas de alarma, sistemas HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado), sistemas de entretenimiento, sistemas de riego al aire libre y elementos de piscina o regaderas como precalentamiento y notificación de fallo de bomba.

La casa inteligente como se le llama a este proceso es una realidad y su  instrumento principal es simplemente, una maravilla tecnológica preocupada por el ambiente. Puede ser tan simple como un sistema para regular el encendido y apagado de la iluminación exterior o lo suficientemente complejo para levantar y bajar los revestimientos de las ventanas cada mañana y noche, recordar y reproducir una lista de reproducción de música favorita en sus fiestas y vigilar su hogar para la seguridad de los intrusos desde un el control dentro del hogar, así como de forma remota a partir de una computadora, un smartphone o una tableta.  Y es que así de simple resulta procurar el aire que respiramos y la tierra que pisamos; no necesitamos más, basta pulsar un botón. Algunos están convencidos que este sistema además de hacer la vida cotidiana un poco más fácil e incluso más seguro, ayuda a no contaminar de manera innecesaria nuestro planeta. Tal y como lo como lo apunta los expertos de CEDIA (www.cedia.org). Las aplicaciones para sistemas de automatización incluyen entre muchos servicios, tres fundamentales para el cuidado óptimo del ecosistema:

automatizacion-en-casa

 

1

. Iluminación: Se puede configurar para que las luces exteriores se enciendan quince minutos antes de la puesta del sol y así se aproveche lo más posible la luz natural. Y por la noche aplicar una lógica más compleja puede permitir que el sistema ejecute comandos basados ​​en ciertas condiciones; por ejemplo, activando un sensor de movimiento, en donde se ilumine solo al cincuenta por ciento de la potencia.

2

. HVAC: El sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado puede ser automatizado para ahorrar energía elevando o bajando automáticamente los puntos de ajuste de temperatura según la hora del día y la ocupación.

3

. Al aire libre: Se puede integrar para administrar su sistema de riego de césped. También puede permitirle precalentar su regadera  o ser notificado de un fallo en la bomba de la alberca.

Un recuento. ¿Cómo y cuándo surge este concepto?

El hogar inteligente se originó de la automatización del hogar, un concepto que estaba en aumento a finales de 1980. Éste permite que los electrodomésticos se controlen remotamente a través de interruptores de encendido y apagado, teletrabajo a través de correo electrónico y el suministro de diversos contenidos a través de la televisión por cable. A partir del año 2000, apareció el concepto de que las personas podían acceder a las redes en cualquier momento sin restricciones de localización, lo que condujo al desarrollo de construcción de un sistema capaz de conectar todos los electrodomésticos a un control de comunicación, con el objetivo de crear un entorno hogareño orientado a un click. Sin embargo, existían limitaciones frecuentes en el suministro de valor significativo a los usuarios y la sociedad en general a través de la tecnología Smart Home, lo que llevó pronto a un período de estancamiento.

Más recientemente, como afirma el sitio www.mdpi.com la oferta de entidades móviles, la mejora de internet inalámbrico, la aparición de servicios en la nube, la sofisticación de las tecnologías energéticas de bajo y alto rendimiento así como otras formas de procesos de convergencia basadas en internet de componentes individuales, han abierto un nuevo canal para la tecnología del hogar. Ahora se pretende explotar la interacción hombre y ciencia, para analizar, predecir y utilizar la información en la solución de problemas para la vida. Basado en esto, Smart Home está cambiando a Smart Space, un paradigma que resuelve problemas potenciales personales y sociales y provee un nuevo valor al mundo y a la naturaleza. Existen varios desarrollos de investigación en curso sobre el tema, de la misma manera que surgen nuevos modelos de negocio y plataformas de servicios.

 

La idea de Smart Home por naturaleza existe en el corazón de la vida humana y por lo tanto, tiene el potencial a ser el punto de partida para resolver problemas mundiales modernos como la contaminación, el cuidado del agua y el desperdicio de energía. En otras palabras, las tecnologías que aumentan la sustentabilidad también contribuyen significativamente a la sostenibilidad del medio ambiente, la cultura, la economía y la sociedad. Como ejemplo de lo anterior, recientemente se anunció al ganador del ambiente habitacional más sostenible en el 2017. El galardón fue otorgado a una familia en Orlando Florida que junto al Grupo ZIO, arquitecto y constructor lograron crear una casa que combina las mejores prácticas de ahorro de energía con mayor comodidad y control. El resultado fue un hogar que superó las expectativas del cliente y alcanzó el nivel más alto de todas las certificaciones disponibles, incluyendo la certificación LEED-H Platinum del USGBC.

En el ámbito que nos interesa, fue destacado el sistema de automatización diseñado, el cual controla todos los dispositivos que consumen energía en el hogar, incluyendo todos los sistemas de entretenimiento, piscina, agua y hasta puertas motorizadas. Además, ZIO Group programó el sistema para permitir que varios subsistemas en el hogar interfieran entre sí. Por un lado, cuando el sistema de alarma está armado en modo ausente, las cortinas interiores descienden, las pantallas solares exteriores se cierran, la temperatura se ajusta y todos los sistemas de entretenimiento, las características del agua y las luces interiores se apagan. Por otro, los sensores  que se encuentran en las habitaciones apagan las luces automáticamente cuando no se encuentran vacías, o cuando la luz del día está disponible. Dejar cualquier puerta exterior abierta durante más de dos minutos desactiva el sistema HVAC en esa área. El propietario puede controlar el consumo de energía y la generación de energía solar para ver cómo los hábitos de vida afectan directamente el uso de energía. Toda la iluminación exterior se atenúa automáticamente al 30 por ciento después de la medianoche y se apaga al amanecer.  HT

Related Posts