El significado del también conocido como Home Theater, recae en el propio título, un espacio que asemeje a un teatro pero en la comodidad del hogar. Es decir, que de poco sirve el mejor audio en el mercado o la última pantalla o proyector si no se considera el espacio y la ambientación que permita despertar en nosotros la sensación de estar en una sala de cine aunado a la privacidad invaluable que ofrece nuestra casa.

Entre las novedades, en cuestión de diseño, para acondicionar este espacio encontramos la posibilidad de recrear el efecto de ver películas bajo las estrellas con techo de iluminación de fibra óptica que brilla como la Vía Láctea. Gracias a un sistema de control de iluminación se puede activar el poder de la estrella, atenuar y aclarar las luces, variar la velocidad con la que brillan, incluso establecer una estrella fugaz en movimiento. Otra mejora la permite la adición de sensores de movimiento a la entrada de la habitación para encender todas las luces automáticamente y después darle el control al comando de iluminación.

No importa lo que esté viendo en la pantalla de su teatro en casa, -una película, una serie, un partido de futbol, incluso el noticiero- la imagen siempre se ve más brillante y más clara cuando las luces de la habitación están apagadas.

Esta es una de las principales razones por las que los integradores de sistemas en casa siempre sugieren incorporar algún tipo de control de iluminación para el home theater. Lo anterior permite que con pulsar tan sólo un botón del teléfono, o bien desde un teclado en la pared o un control remoto de mano se apaguen las luces. Esta es la forma más básica de control de iluminación y cuesta un par de cientos de dólares.

Ahora bien, si tiene un presupuesto significativamente más grande, no hay duda, lo que debe adquirir es un sistema más sofisticado de control de iluminación para tener una experiencia de entretenimiento aún más atractiva. Por ejemplo, ELAN, marca perteneciente al grupo Core Brands, la cual desarrolla una línea galardonada de soluciones de entretenimiento y control de toda la casa; cuya actualización de ELAN 8 fue galardonada con el premio “Producto de la Interfaz Humana 2017 del Año”, otorgado por el Comité del Programa de Premios a la Marca de Excelencia de la Asociación de Tecnología del Consumidor en el CES 2017.

Las prestaciones de ELAN para un espacio de esta naturaleza se muestran en una estancia transformada de un hogar de Nueva York en la que se buscó transportar a los espectadores a lo más remotos del universo cinematográfico, tan convincentemente como cualquier lugar de cine comercial. Con este objetivo, la firma neoyorkina de integración, Robert Allen Multimedia, perfeccionó cada detalle y combinó la última tecnología de control de la marca, para realizar un diseño de primera clase con un techo de fibra óptica iluminado por las estrellas y así crear el modelo moderno de un auténtico home theater capaz de dejar a los invitados y amigos sin palabras. Los expertos de la firma, como bien dice www.hometoys.com, habían estado trabajando con los propietarios de la lujosa residencia ubicada en el corazón de Nueva York para integrar y automatizar una habitación que tuviera todas las características de  un lujoso teatro en casa. Así, se eliminaron todas las paredes y obstáculos acústicos y cuidadosamente, fueron considerando cada componente y elemento de diseño para maximizar la experiencia del cine. “Para esta sala, nuestros clientes querían lo último en todo, desde el control ELAN de un sólo toque, el proyector 4K y el procesamiento de sonido Dolby Atmos hasta los asientos diseñados a medida, el techo iluminado por las estrellas y los pasillos iluminados por el suelo; este teatro en casa es lujoso en cada paso”, detalla Ainley uno de los encargados del proyecto. De esa manera, cuando la familia quiere ver una película o ver el Super Bowl en una enorme pantalla de 184 pulgadas, lo único que hacen es entrar y usar el mando ELAN HR200 para encender todo el sistema con un solo botón. Con eso, las luces principales se oscurecen, el techo iluminado por las estrellas empieza a brillar, el proyector JVC se eleva, el sistema de sonido de 13 altavoces, cuatro subwoofer y las fuentes de contenido cobran vida, listos para ofrecer el último entretenimiento. “La simplicidad del teatro es uno de sus mayores beneficios”, agrega Ainley. “Todo lo que un espectador tiene que hacer es usar un sólo control remoto o su iPad para iniciar todo el sistema, para luego seleccionar la fuente y su contenido. No hay nada que necesite ser fijo, ningún equipo tiene que ser encendido manualmente. Cuando la película termina, simplemente se pulsa el botón ‘OFF’ en el mando a distancia de ELAN y las personas salen de la habitación, donde las luces se oscurecerán después de diez minutos gracias a los detectores de movimiento”.

Related Posts