monitores-sensa-1

Una máxima en el audio de nivel High End es que una sala de buen tamaño es básica para armar un sistema estéreo competente, pero ¿qué hacer cuando las casas de la actualidad son cada vez más pequeñas y nuestros cuartos de escucha, normalmente compartidos con la estancia, no tienen más 12 metros cuadrados? Los altos costos de los pisos en las grandes urbes de nuestro país han provocado una escalada en los precios de las edificaciones y por consecuencia, hoy tenemos condominios completos de solo 60 y 80 metros cuadrados de construcción. Esta tendencia complica nuestros deseos para utilizar floorstanders en nuestras casas y ha catapultado como nunca el uso de monitores en sistemas de alto desempeño.

Si usted está en esta situación, afortunadamente le tenemos excelentes noticias. Recientemente Adrián Aguirre y Erick Bovio, un par de ingenieros mexicanos entusiastas del audio de excepción, anunciaron que han unido sus esfuerzos para el desarrollo en conjunto de toda una nueva línea de bocinas denominada Zen Audio. La principal virtud de estas bocinas, es que fueron diseñadas para utilizarse en salas del tamaño promedio de los hogares de nuestro país. Con esta premisa nació Sensa, un hermoso monitor fabricado por la renovada firma mexicana Wizard Audio. El proyecto para la producción de las Sensa requirió de un año de investigación y arduo trabajo por parte de sus diseñadores, iniciando con la definición de las cualidades de su sonido en una habitación de 4 x 3 metros, la selección de los drivers, de los componentes de su red de cruce y en especial, de la madera utilizada para la fabricación de sus recintos.

Cuando se hizo el anuncio oficial, contacté a sus creadores e empezamos a charlar sobre todas las características de estos nuevos monitores. Francamente me pareció formidable que una empresa pensara en un mercado tan particular como el nuestro, ya que uno de los objetivos fue que su precio debería adaptarse a lo que el mercado puede pagar en México. Aquí las 5 premisas sobre las que se diseñaron las Sensa:

monitores-sensa-2• Precio accesible al mercado mexicano.

• Sonido balanceado y equilibrado para cualquier género musical.

• Innovación en la elección de los materiales utilizados en la fabricación del recinto.

• Red de cruce (crossover) con una calidad superior al promedio.

• Acabados orgánicos de alta calidad en sus recintos y drivers.

Para la fabricación de los recintos se realizó una extensa investigación sobre las propiedades, disponibilidad, precios y tipos de veta en maderas como el cerezo, roble, abedul, chechén y tzalam.

Finalmente se eligió el tzalam por sus valores de densidad, contracción, resistencia a la compresión, flexión, precio y disponibilidad nacional. El recinto de las Sensa es muy esbelto (mide solo 163 mm de frente x 280 mm de altura) y alcanza un volumen de 14 litros gracias a una generosa profundidad de 310 mm. Esta inteligente solución generó una caja visualmente pequeña que se integrará fácilmente con la decoración y ambiente de su estancia. Está por demás comentar que si usted tiene una estancia de diseñador, la gran estética de estos monitores le proporcionará un altísimo WAF (Wife Acceptance Factor).

 

Los acabados elegidos son de gran calidad y están a la altura del resto del proyecto. A la vista presentan un acabado semimate que privilegia la hermosa veta del tzalam y al tacto, presume de un gran acabado superficial no esperado en este rango de precio. Vamos, estas bocinas exudan calidad por todos sus poros, al grado que al asomarnos a observar su cara posterior encontramos una placa de acero inoxidable grabada con láser, un par de bornes chapeados en oro y un tubo de aluminio para completar el diseño bass reflex del recinto.

En la construcción de las Sensa se utilizaron únicamente componentes de reconocido prestigio audiófilo, tanto en la red de cruce con partes fabricadas por Mundorf y Mox, como en los drivers que debían estar fabricados con materiales orgánicos. Para las frecuencias altas se eligió un tweeter de domo de seda de Ø30 mm construido por Wavecor y para los graves un midwoofer de papel tratado de Ø146 mm, fabricado en Noruega por la prestigiosa Seas. La respuesta de frecuencia es de 60 Hz a 21 Khz (-6 dB) y tienen una sensibilidad de 86 dB. La impedancia nominal es de 8 ohms y la frecuencia de cruce es de 3.3 kHz. El peso de cada monitor es de 8 kg y se sugiere una amplificación de 50 a 150 watts.

Durante el desarrollo del recinto se realizaron pruebas acústicas para conocer el punto de resonancia de la madera seleccionada y posteriormente se usó esta información para la creación de la red de cruce. La idea del diseñador fue crear un recinto con un balance entre resonancia y estabilidad, buscando la entonación del mismo a una frecuencia tal que permita obtener una ligera dulzura adicional al sonido de los drivers. De esta manera, se utilizó la resonancia natural de la madera a favor de la música, tal como sucede en los instrumentos musicales. La aplicación de este principio de diseño resulta muy agradable al oído, ya que se ha obtenido un sonido definitivamente orgánico que seguramente será del agrado de muchos aficionados.

monitores-sensa-3

Platicando con Adrián, me sugirió iniciar las pruebas en mi sala colocando los monitores a solo 60 centímetros de la pared frontal (la que esta detrás de las bocinas) para explotar las virtudes del diseño bass reflex del recinto junto con la acústica de la sala. En esta ubicación, las Sensa presentan un grave muy agradable con suficiente presencia y peso (considerando que el midwoofer mide sólo Ø146 mm). A pesar de la cercanía a la pared frontal, los graves se mantienen en control por lo que no se percibe un emborronamiento que ensucie las frecuencias medias. Esto permite escuchar voces de manera muy limpia y natural y si es aficionado al jazz, le aseguro que disfrutará intensamente de esta cualidad. Personalmente, me agrada que la música tenga cuerpo y peso, que los graves tengan pegada, pero privilegio aun más que mi sistema presente un escenario amplio, tridimensional y creíble que permita identificar a los músicos “a tiro de piedra”. Para ello empecé a probar diferentes ubicaciones hasta que a 95 cm de la pared frontal y 50 cm de las laterales obtuve un sonido más equilibrado, con graves ligeramente disminuidos pero con un escenario mejor definido. Antes de iniciar una audición más crítica decidí continuar con el proceso de “quemado” de las bocinas por más tiempo, ya que me tocó una pareja prácticamente nueva con escasas horas de uso.

Aquí la lista de tracks que seleccioné para la audición formal de las Sensa:

Anne-Sophie Mutter, concierto para violín de Tchaikovsky. ¡El violín de Mutter suena genial en las Sensa! Estos monitores producen un sonido íntimo, muy preciso y debido a la cercanía entre las bocinas y el punto de escucha, el sonido llega muy limpio a nuestros oídos demostrando una coherencia y tonalidad muy precisas.

The Glenn Miller Orchestra, In the Digital Mood. “In the Mood” y “Kalamazoo” en esta nueva grabación suenan espectacular. La Sensa resolvieron perfectamente la gran dinámica de este disco y la musicalidad de esta estupenda grabación me permitió conocer los alcances (y los límites) de estos monitores.

Esa-Pekka Salonen. “Le Sacre du Printemps” y “Bach Transcriptions”. Este par de excelsas grabaciones del maestro Salonen con la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles son una referencia que no se debe perder. La consagración de la primavera es una obra bellísima y aunque pensaba escuchar solo un par de tracks para la prueba, terminé escuchando el álbum completo. Mi intención era conocer hasta dónde pueden bajar las Sensa en total control. El sonido resultante es de tal belleza, que rápidamente uno se olvida que está escuchando unos monitores de este tamaño.

Del Bach Transcriptions, el track 4 “Fantasy & Fugue in C Minor” lo dejará sin aliento. Sea generoso con el potenciómetro y apague las luces, coloque su butaca favorita en el sweetest point de su sala y déjese llevar por esta obra. El sonido de las Sensa es terso y bien definido, y a pesar de que la grabación tiene un rango dinámico enorme, nunca sentí estar cerca de los límites de la bocina.

monitores-sensa-4Gordon Goodwin’s Big Phat Band, Swingin for the Fences. Esta grabación tiene una dinámica impresionante, una cadencia deliciosa y es un gran reto para cualquier bocina. Las Sensa se comportaron a la altura de mis expectativas y a pesar del tamaño de su midwoofer sus graves siempre se presentaron correctos y muy controlados. En los metales sentí un sutil decaimiento, nada acusado y probablemente generado por la falta de rodaje de la pareja utilizada para este artículo.

Buena Vista, The Next Generation. Este disco se llevó las palmas de la audición. Puede que no sea un disco audiófilo, pero la grabación es excelente y es una de mis referencias a la hora de probar equipo nuevo. El track 4 “Rompe Saragüey” presenta un sonido completamente relajado, muy amplio al grado que se pueden apreciar claramente los músicos en el escenario identificándolos no solo de lado a lado, sino también en profundidad. Durante la audición tuve la fortuna de recibir en casa a mi buen amigo Alberto Ledezma, quien quedó gratamente impresionado con la musicalidad de las Sensa con este álbum.

Christy Baron, Ain’t no Sunshine. Este disco lo trajo Alberto a casa y la canción “Ain’t no Sunshine” tiene una cadencia hermosa, es una canción lentísima simplemente deliciosa y la calidad de la grabación permite disfrutar de las capacidades de las Sensa para producir una sensación de armonía y relajación inigualables.

Todas las bocinas tienen puntos a favor y puntos en contra. En mi opinión las Sensa son unos monitores con una alta relación valor-costo, construidas con un estándar de calidad muy alto (a la altura de marcas italianas que triplican su costo) y con un sonido definitivamente de nivel audiófilo. Con un precio inferior a los 20 mil pesos, me parece que sus diseñadores han logrado un éxito fabricando la mejor bocina mexicana en la actualidad en ese rango de precio, una bocina que demuestra que en nuestro país hay talento para producir equipo de nivel High End. Solicite una audición, al momento todas las personas que las han escuchado tienen comentarios muy positivos de ellas y si tiene una sala pequeña, esta puede ser la bocina que se adapte a sus necesidades y le permita por fin disfrutar y sacar provecho de toda su electrónica. HT

Related Posts