Apenas hace un par de meses la nueva versión de iOS fue liberada oficialmente al público y, aunque los cambios en diseño no fueron sustanciales, sí cambiaron muchas cosas (principalmente para los que tienen un iPad Pro) en su mayoría enfocadas a la productividad. Apple dejó muy en claro que quiere que sus dispositivos ya no sólo sean divertidos y una herramienta creativa sino también productiva. Por eso esta entrega quiero dedicarla a revisar un poco más a fondo los cambios más importantes y plantear algunas formas de sacarles provecho.

Quizás muchas de estas funciones ya las tienes mapeadas, sobre todo si tienes un iPad, pero posiblemente hay algunas otras que no debido a que no tengan mucho sentido o no hayas terminado de entenderlas del todo.

Como ya lo dije antes, iOS11 fue creado con la productividad en primer plano. No es que Apple esté interesado en robarle el mercado a sus computadoras de escritorio y remplazarlas por dispositivos con iOS, al menos por ahora, pero en lo que respecta a opciones para trabajar más en un iPad y dejar un poco de lado la Mac, sin duda comienza a ser cada vez más aceptado, principalmente por un segmento laboral cuyas funciones principales se limitan a aplicaciones de oficina, correo electrónico, internet, video conferencias y trabajo colaborativo, campos en los que iOS y los dispositivos móviles de Apple están bastante cubiertos en cuanto a opciones y aplicaciones.

Organízalo todo

Podría decirse que la función más aplaudida por muchos fue la integración de la app Files, un administrador que te permite manipular tus documentos de una forma más “tangible” y controlada, por decirlo de alguna manera. No es un secreto que Apple es bastante controlador cuando se trata de dejar que sus usuarios metan sus narices en donde, eventualmente (y a su consideración), no deben meterlas; iOS no permite a sus usuarios controlar el sistema de archivos como bien podrías hacerlo en Android, es más, ni siquiera sabes dónde “viven físicamente” tus fotografías, no a nivel estructural, sólo sabes que están dentro de la app Fotos. Punto. Y justo eso es lo que muchos odian de este sistema. Si está bien o está mal es muy debatible, según el tipo de usuario, y es un tema que nos desvía demasiado del objetivo. Lo importante aquí es que Archivos nos permite tener una visión gráfica, semejante a una computadora con la carpetas donde podemos guardar cosas e incluso acceder a plataformas de almacenamiento como Dropbox, Google Drive y Mega. Ahora bien, al tener ya una forma de ver tus archivos, con ayuda de una app de terceros es posible incluso zippear archivos. Para lograrlo necesitas Zipped. Esta app cuesta apenas 19 pesos y además saca también provecho de la nueva función Drag&Drop de iOS11 para seleccionar varios archivos y simplemente arrastrarlos a una caja para empaquetarlos en un archivo ZIP.

Un nuevo boom a la realidad aumentada

¿Qué si la realidad aumentada no es nada nuevo? Por supuesto que no, lleva años en el mercado y en apps de terceros dentro de iOS11, entonces ¿por qué de pronto tanto escándalo con ella y iOS11? Básicamente para que una app usara esta tecnología, los desarrolladores tenían que crear sus motores y códigos de disparo desde cero por lo que esta vez Apple decidió hacer una buena investigación, crear una estructura sólida de programación, con funciones increíbles y no sólo lo integró en esta versión del sistema, sino que la puso también a disposición de sus desarrolladoras para que la explotasen de la mejor manera y optimizada, obviamente para sacar el mejor provecho y rendimiento de los dispositivos. ¿Qué ganamos nosotros? Que mejores apps e ideas originales que no podían ser costeadas o desarrolladas por un programador principiante, puedan realizarse con menos esfuerzo. ¿Productividad? Por supuesto, un ingeniero que no tenga ya la app PLNAR para medir superficies y hacer planos de una casa mediante realidad aumentada, se está perdiendo de mucho.

¿Encendido o apagado?

Esta no es una característica de productividad como tal pero tiene cierta relación. El rediseño del Centro de Control trajo muchas ventajas y accesos directos, entre ellos un switch para controlar los radios de Wi-Fi y Bluetooth. Mucho se dijo, se especuló y al final molestó a los usuarios, pues el funcionamiento de estos botones parecía errático. Pero, no lo es. ¿Cuál es el objetivo de estos botones? Fácil, simplemente se encargan de cortar la conexión actual de cada uno de los radios, es decir, si estás conectado al módem de tu casa para navegar en internet, pulsar este botón hará que tu dispositivo se desconecte de esa red mas no desactivará por completo la antena de Wi-Fi. Mismo caso con el Bluetooth, puedes desconectarte de tus audífonos inalámbricos en un instante pero sin desactivar la conexión con tu Apple Watch o Apple Pencil. Si lo vemos desde un enfoque de facilidad y rapidez, este par de botones nos ahorran unos cuantos clics y nos ofrece cierta versatilidad al momento de conectar y desconectar accesorios.

Por si acaso…

Por último, una de las funciones nuevas de las que casi no se habla y que desgraciadamente ya empieza a resultar indispensable en nuestro país es Emergency SOS. Al configurarse y definirse los contactos de emergencia, el usuario tiene la posibilidad de realizar una llamada de auxilio si se llega a sentir en peligro con sólo apretar el botón de encendido cinco veces seguidas y rápidas, mientras el teléfono está bloqueado. Cuando esta medida se activa, iOS11 realiza una llamada al servicio de emergencia del país donde está configurado, además de mandar un mensaje a los contactos de emergencia con la ubicación de la persona. Sin duda es una de las pocas, si no es que la única, función que desearía nadie tuviera que usar, sin embargo vale la pena saberlo y tenerlo presente. HT

Related Posts