Puede que no nos fijemos pero, lo que hacemos, como lo hacemos y cuando lo hacemos tiene un impacto directo en temas de seguridad. Al principio sólo para nosotros, después para otros contratistas que trabajan al mismo tiempo que nosotros y, por supuesto, para el sitio donde se instala el proyecto del cliente, sea una casa, escuela, oficina o sitio de entretenimiento. Lo malo es que normalmente no tenemos conciencia de la importancia del tema seguridad (no es nada raro durante el proceso de instalación escuchar en nuestro equipo de trabajo o en otros el clásico, “¡no pasa nada!”); las consecuencias de un accidente pueden ser graves y podemos asumirlas nosotros o dejar situaciones de riesgo latente para nuestros clientes.

El primer punto que solemos ignorar es nuestra propia seguridad; basta recordar que para obtener las certificaciones más importantes en nuestra industria, CTS de AVIXA, considera como indispensables los temas de seguridad, aunque tuviéramos correctas todas las preguntas sobre aspectos técnicos, debido a la distribución de áreas de conocimiento es necesario tener también correctas las preguntas sobre seguridad personal y en el sitio de trabajo.

Seguridad al hacer la instalación

Lo ideal sería que conociéramos y nos ciñéramos a la NOM que establece aspectos de seguridad en el sitio de trabajo y define reglas tales como uso de escaleras y andamios, alimentación eléctrica en espacios de construcción, uso de equipo de protección personal, nivel máximo de ocupación de cables en tuberías y muchas cosas más. En suma, la función de la NOM es proteger la integridad de las personas durante los procesos de instalación y guiarnos a través de las mejores prácticas, tanto para realizar instalaciones de calidad y duraderas, que a su vez permitan el servicio y mantenimiento de las mismas con facilidad.

Y es curioso pero estos temas son naturalmente importantes para muchas compañías, al grado que nos obligan a participar en cursos de seguridad en los que hay una evaluación que, en caso de no respetar las políticas y procedimientos establecidos, pueden llegar a sancionarnos poniendo alto a nuestro trabajo con las consecuencias de ello para nosotros y nuestra empresa. ¿Por qué en esos casos sí seguimos al pie de la letra las normas, viéndolas como excepciones y no la regla? ¿De plano necesitamos tener miedo a las consecuencias en vez de asumir buenas prácticas y fijarlas en nuestras empresas?

Orden y limpieza en los cableados

Es otro de los aspectos importantes en nuestros proyectos, no sólo porque se vean bien. Un cableado cuidadoso ayuda a evitar problemas con las señales y el desempeño de los equipos y, lo más importante, anticipa las necesidades de servicio. Desafortunadamente es común que un sistema que se dejó funcionando correctamente y con un cableado en orden, no se conserve como era su estado original porque al dar servicio los técnicos no fueron lo suficientemente cuidadosos y, por decir lo menos, “dejaron un mazacote”.

Criterios como el tipo de cinchos a utilizar (que deben ser de velcro y no de nylon, ni alambritos del pan Bimbo) permiten el servicio y crecimiento del sistema, además de ayudar a conservar el cableado.

El empleo de un sistema de identificación que ayude a ubicar cada cable en el rack, en cada interconexión de equipos y, por supuesto, que esté registrado en una cédula de cableado, es una invitación a conservar un sistema en orden por años y años, aun cuando se tengan servicios de mantenimiento y crecimiento.

seguridad-vivienda

Electricidad

Sin duda el punto que más riesgo representa en la infraestructura de la vivienda es el manejo de la alimentación eléctrica.

El tema es enormemente amplio y abarca desde el cuidado en el diseño de la instalación eléctrica para el sistema AV hasta criterios para el manejo de tierras. Recuerdo el caso de un compañero de la industria que siempre acompaña en su propuesta AV la realización del proyecto eléctrico, la razón es que en proyectos residenciales no siempre los electricistas tienen los conocimientos, experiencia y el apego a nuestras especificaciones y, usualmente, nos toca resolver temas eléctricos después de muchas, muchísimas horas invertidas para resolver desde anomalías hasta situaciones de riesgo, con el consecuente desgaste en la relación con el cliente. Por lo tanto, si él no hace la parte eléctrica no lleva a cabo el proyecto.

Normalmente entregamos una tabla de cargas con el consumo eléctrico de los equipos que forman el sistema, una buena práctica es no olvidar las fuentes de alimentación que también forman parte de él y tomar precauciones como circuitos en una misma fase, pero sobre todo que el proyecto eléctrico y el correspondiente a sistemas AV sean cuidadosamente integrados.

En la parte eléctrica estoy seguro que todos tenemos historias de terror, algunas de ellas hasta con casos de alto riesgo pero lo peor no es eso, sino que nos preocupamos por resolverlo para hacer una entrega profesional del proyecto, pero ¿después? Cuando el usuario ya ocupa sus espacios, sea una oficina o una casa, ¿podemos tener la certeza que no se presentará ningún problema? ¿Cuántos de nosotros tenemos implementados métodos de seguimiento y supervisión al proyecto eléctrico, sabemos especificar sistemas de tierras comunes o aisladas, podemos demostrar por medio de nuestras bitácoras de servicio que la instalación eléctrica tuvo cambios que afectan el desempeño del sistema y que una anomalía no es generada por el sistema mismo? ¿Cuántas veces nosotros mismos o nuestros equipos de trabajo hemos retirado las patas de tierra en una clavija o instalado un flotador? Hay mil detalles que podemos pasar por alto o en los que podemos influir para que las cosas queden como deben, pero una cosa es segura, un proyecto en el que ponemos atención en todos los temas que representan seguridad para nosotros y el usuario tiene una mejor oportunidad de trascender y nos dejará una conciencia tranquila. HT

acompañantes-208

Los Acompañantes

La música de hoy estuvo a cargo del grupo The Nels Cline Singers con su álbum “Initiate”, liderado por el propio guitarrista americano, Nels Cline. Es música densa, improvisación jazzística al máximo. Si te interesa el jazz experimental sin duda es para oírlo; variaciones de diferentes tipos, desde suaves y melódicas hasta polifonía intensa. No es para todo el mundo, pero hoy tuve ganas de algo denso y suave, eso último lo proporcionó un whisky de lujo: un Glenlivet añejado 18 años con un delicado sabor a maderas; es curioso como polos opuestos combinan tan bien, a lo largo del álbum con sus dos discos, ¡pues naturalmente hubo necesidad de dos whiskys!

Related Posts